18 de marzo de 2020 0

Unidos y no partidos

Nos ha sorprendido diario “El Correo” de Bilbao con un aviso del Gobierno de España y el Ministerio de Sanidad que dice: “ESTE VIRUS LO PARAMOS UNIDOS”. El anuncio ocupa toda una plana. Y el diario ha compuesto con el mismo una doble hoja que, añadida, envuelve a la publicación normal.

Recordamos una de las muchas pegatinas que nuestra Comunión ha difundido que decía: UNIDOS, NO PARTIDOS. Por eso exultamos de gozo al ver que el mismísimo Gobierno social-comunista nos da la razón. Y pone un rejón al sistema partitocrático que soportamos.

Ha tenido que llegar una pandemia para hacer comprender a todos los españoles la necesidad de la, unidad entre todos y lo funesto de los partidos políticos. Una catástrofe tan evidente nos ha hecho ver lo funestos que son los partidos políticos al dividir la sociedad.

Se critica al Gobierno por la tardanza en aplicar las medidas adoptadas para detener la difusión del virus. Esa tardanza ha sido motivada por la última resistencia de los partidos en ejercer su función disgregadora. Intereses de partido han motivado las manifestaciones del ocho de marzo, que se celebraron a pesar de que todo recomendaba suspenderlas. Antes de decretar el Estado de Alarma, el Gobierno hubo de celebrar una larguísima sesión. Evidente prueba de las divergencias existentes en su seno. Pues sabido que se trata de un gobierno de coalición de dos partidos.

Y promulgado el Estado de Alarma, de las autonomías catalana y vasca han surgido protestas en nombre de los derechos de dichas regiones. Menos mal que el Lehendakari ha añadido que secundará todas las disposiciones del Gobierno de Madrid.

El pueblo ha reaccionado mejor que los partidos políticos aceptando las disposiciones de los decretos. Lo que está claro, a la vista, es que yodos nos hemos quedado en casa, como lo demuestran las calles vacías.

Gustan los teóricos del liberalismo discutir sobre el derecho de la autoridad a adoptar determinadas decisiones. En todo ven colisión con los derechos humanos.

Nosotros aceptamos las disposiciones porque vemos que son necesarias. Nos basta conocer lo que dice la ciencia para obedecer lo que los políticos disponen, obedeciendo la ciencia. Y no nos metemos en más conjeturas.

Esta unidad que el Gobierno nos pide para parar al virus, la queremos nosotros para otros aspectos de la vida común. Y para ello queremos que desaparezcan los partidos políticos como elementos de gobierno. La endemia ha demostrado que la división es perjudicial. Pues es también perjudicial para otros muchos aspectos de la vida pública.

Seamos consecuentes: si la división es perjudicial, eliminemos la causa de la división. Eliminemos los partidos políticos. Volvamos al sistema tradicional español que los desconocía. Pero volvamos con sinceridad. Porque no podemos volver a caer en el error de sustituirlos por un partido único, como para nuestra desgracia, ya lo hemos hecho hace ochenta años.

(Visited 58 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*