16 de julio de 2020 0 / /

Sobre los resultados de las elecciones del 12 de julio

Me refiero a las elecciones vascas. Lo primero que he de confesar es que ha dado mi voto a VOX. Como carlista, estoy en contra del sistema y de todos los partidos del mismo. Pero votar no supone ningún sacrificio. Y como he visto que todos los partidos están en contra de VOX, me ha parecido que favorecerle con mi voto es algo que perjudica al sistema.

En Vizcaya, donde yo voto, VOX no ha obtenido ningún diputado. Alguno dirá que mejor habría sido votar por el PP, pues mi voto se anunciaba perdido. El voto perdido, con toda seguridad, es el concedido al PP. Ya sabemos lo que ha pasado con la última mayoría absoluta que obtuvo Rajoy.

La presencia de VOX en la palestra política nos sirve a los carlistas para hacer más evidente la falsedad de la democracia. Lo demuestra la violencia que contra sus partidarios se ejerce. Quienes hemos escuchado las prédicas a favor de la democracia, cómo nos la presentaban como un sistema en la que todas las ideas eran permitidas, todos los grupos participaban, todos se respetaban, la violencia estaba ausente reinando la tolerancia, y no lo creíamos, podemos comprobar, con hechos, lo acertados que estábamos en nuestra incredulidad. La violencia que se ejerce contra VOX es una condena más contra el sistema democrático. Y que no nos repliquen que es una excepción, que solamente la ejercen los partidos violentos. La practican los partidos violentos y la permite el sistema que defienden los partidos moderados. Es muy viejo el dicho: “si no hubiera alcahuetas, no habría meretrices”. Los partidos moderados son las alcahuetas de los extremistas. Todos los partidos existentes son responsables de la violencia que se ejerce contra VOX.

Por fin, VOX ha sacado un diputado por Álava. Se anuncia que ese diputado irá al parlamento a luchar por nuestros derechos. Será un incordio para los demás partidos. En ese sentido han sido útiles los votos a favor de VOX. Y que no se nos acuse de que somos partidarios del desbarajuste que son los parlamentos democráticos, por haber apoyado a VOX. Sin dicho partido ya son un desbarajuste los parlamentos. Que, por lo menos. Haya una voz que diga algunas verdades.

Pero ello no nos satisface. Porque no nos satisfacen los parlamentos que son un campo de Agramante. Por eso somos contrarios a esta democracia liberal. Los derechos de todos no necesitan ser defendidos por nadie. Deben de ser respetados sin necesidad de ninguna discusión. Nosotros no queremos representantes que vayan a las asambleas a pelear, sino a resolver problemas.

Pensamos en nuestras Juntas Generales. En las tradicionales, no en el engendro que hoy tenemos con ese título. Pensemos que ya la convocatoria fijaba unos problemas concretos a resolver y pedía a los Ayuntamientos el envío de apoderados con poderes para tratar sobre ellos. Los vascongados de entonces no necesitaban de diputados que luchasen defendiendo sus derechos. Por eso enviaban personas competentes que iban a resolver problemas concretos.

Ese es uno de los puntos que nos separan de VOX. “Grosso modo” nos gusta lo que defiende. Pero por principio estamos en contra de un sistema que hace necesario el que tenga que defenderlo.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*