11 de abril de 2020 0

Quien se la pega a su esposa…

Hacémonos eco desde esta redacción de supuestas maledicencias que asegúrasenos parten de ambientes ministeriales en relación a asuntos privados que considéranse pueden afectar la seguridad y el prestigio de la Patria. Es posible que a estas alturas de la mañana diríjase un motorista desde palacio a comunicar el relevo de quien es citado como protagonista. Si las noticias llegadas a nuestra redacción son ciertas, trátase de un pretendido vieja guardia que dice lucir su correaje con el prestigio de un recio abolengo de servidores de la causa. Si bien, por otro lado, dícese que su origen es un padre pistolero y un abuelo verdugo, aún así no encuéntrase en ello dispensa para que su familia no pueda dar a la Patria individuos de la misma calidad que otras excelsas progenies como Sánchez Mazas o Víctor Pradera.

Según mentideros de la Villa el camarada ha engañado a una señorita y si bien la ha dejado bien dotada, lo ha hecho por cuenta del Estado con nómina asignada en los despachos oficiales. No parece ser el primer incidente de este calibre del fingido gentleman, quien habíase provisto de un hotelito, tras deshacerse de una querida anterior, donde habitaba con la pobre infeliz ahora abandonada con sus numerosos vástagos.

Desde esta redacción de EL LIBERAL advertimos que no es momento de oír a quienes con voces de caverna recuérdannos que “quien se la pega a su esposa, ¿no se la va a pegar a sus administrados?”. Sin negar los numerosos méritos de estas personas en la creación del Nuevo Estado, su posición es anecdótica, aun reconociéndoseles el abnegado esfuerzo y sacrificios de las primeras horas. Los hechos que hállanse aquí expuestos son de naturaleza íntima y repitiendo nuestra expresión de lealtad inquebrantable aseguramos que en las formas políticas modernas  de nuestro entorno hállase la solución que impedirá el paso a estos vividores del arribismo. Durante la tarde de ayer establecióse comunicación por conferencia con las cancillerías europeas, las cuales mostrábanse regocijadas de la situación. Así en Lisboa como en París, que fueron las opiniones consultadas.

Por ello, reafirmámonos en la solicitud a S.E. de caminar en el espíritu del 12 de febrero hacia nuevas formas de participación política que supongan mayor libertad. Aparécese evidente ante nuestros ojos que un pueblo español en madurez no propondría en elecciones libres sujetos de estrechas miras morales ni pondría las riendas de la sociedad en manos de monigotes incapaces de afrontar las acometidas de los tiempos.

¿Créese alguien que los españoles somos tontos como para elegir como gobernantes a incapaces manifiestos?

-Espere Peláez, quite esa frase a ver si nos cierran otra vez.

-La he escrito ya señor director…

-Usted es tonto, Peláez.

(Visited 103 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*