5 de abril de 2020 2 / / /

La Euskolatría

Es con ese término como no dudamos en calificar la actitud de muchos nacionalistas vascos respecto a su ideología. Observan hacia ella un fervor que comparten con la Religión, cuando conservan ésta, o que la sustituyen cuando, como ocurre, con muchos aunque no todos, en los últimos tiempos, la han abandonado.

La proximidad de la Pascua de Resurrección, que ellos celebran como el Día de la Patria, nos mueve a insistir en denunciar el error. Detengamos nuestra atención en el hecho de que de trata de único caso en que una celebración política está fijada por el calendario litúrgico. Veamos cómo se ha llegado a ello.

Sabino de Arana y sus primeros seguidores había sido educados en un ambiente fuertemente religioso. Ello los llevaba a confundir lo temporal con lo eterno. En su discurso de Larrazábal, Sabino dijo: levantando el corazón hacia Dios, de Bizkaya eterno Señor, ofrecí cuanto soy y tengo…….

Otras frases suyas, que ofrecemos al lector como ejemplos son: si este grito se ha dado, por Dios se ha dado. También: nosotros para Euzkadi y Euzkadi para Dios.

Un compañero de Sabino, Engracio Aranzadi “Kiskitza”, se presentaba como oblato benedictino. En 1923 dirigía el diario Euzkadi. En aquel año el Domingo de Resurrección correspondía a 1 de abril. Se había anunciado un mitin nacionalista en Baracaldo y Aranzadi, desde las páginas del diario Euzkadi, lo anunciaba diciendo (citamos de memoria) hoy la patria se levanta de su tumba.

Aquellos nacionalistas ponían en su actuación política el mismo fervor que en sus prácticas religiosas.

Llegó el año de 1932. El PNV necesitaba realizar un acto en el que se demostraría su poder de convocatoria. Y acordaron celebrarlo el Domingo de Resurrección, instituyendo la celebración anual que denominaron el Día de la Patria. Lo justificaron afirmando que, en El Domingo de Resurrección de 1882, cincuenta años antes, Sabino de Arana había recibido la inspiración de que su patria era Bizkaya y no España.

Es verdad que, en el discurso de Larrazábal, pronunciado el 3 de junio de 1983, Sabino de Arana había declarado: el año 82 (bendito el día en que conocí a la Patria) una mañana en nuestro jardín…… Y relataba una discusión con su hermano Luis en la que éste le convenció del nacionalismo. Pero nunca dijo que fuera el Domingo de Resurrección. Eso lo añadieron los nacionalistas movidos por la tendencia, que ya había demostrado Aranzadi en 1923, de asimilar la resurrección del Señor a la de Euzkadi.

Pero es que tampoco era cierto que en 1882 Sabino se hubiera convertido al nacionalismo. Mintió en Larrazábal. Como había mentido en muchas otras ocasiones en sus escritos.

Don Juan Olazábal escribió en su diario La Constancia de San Sebastián, a raíz de la celebración que nos ocupa, que no era cierto lo de la conversión de Sabino en 1882. Sabino y Olazábal se habían hecho amigos en el colegio de los jesuitas de Orduña. Coincidían en su Carlismo. Siguieron manteniendo relación de amistad y correligionarios en política posteriormente. En 1888, juntos habían abandonado a Don Carlos VII para seguir el integrismo de Nocedal, luego la conversión de Sabino al nacionalismo fue bastante posterior a 1882.

De todas formas, es una irreverencia el que los nacionalistas hayan añadido otra celebración a la Resurrección del Señor. Y nos extraña el que los demás católicos no hayamos reaccionado contra ello. En 1882 la Resurrección del Señor se celebró el día 9, segundo domingo de abril. Brindamos la fecha a los nacionalistas vascos para que, de una vez, saquen su fiesta del calendario litúrgico y le asignen un día en el civil.

Hace unas semanas una piadosa inmigrante colombiana, se nos quejaba de que en su tierra celebran el nacimiento del Señor y, al venir aquí se ha encontrado con que se celebra el Olentzero.

El nacionalismo vasco, que según su fundador venía inspirado por Dios, ha concluido por enturbiar las dos fechas más importantes de los cristianos: La Natividad del Señor y su Resurrección.

Sabino de Arana habló como un profeta. Como tal es por considerado por sus seguidores. Ya hemos visto el resultado que han tenido sus profecías. Por eso hemos de incluirlo en el catálogo de los falsos profetas. Uno más en la lista que encabeza Mahoma.

(Visited 141 times, 1 visits today)

2 comentarios en “La Euskolatría

  1. Ramón de Argonz

    Querido amigo: me gusta todo lo que escribe, y hoy me agrada especialmente su final.

    Responder
  2. María de Uriarte

    Gracias, Carlos, por tu artículo. Siempre aprendo algo cuando te leo

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*