Seguir el blog (Follow.it)

14 de octubre de 2017 0

Entusiasta manifestación por la Hispanidad en Barcelona (12-X-2017)

ALLÍ ESTUVIMOS…

ESTO ES lo que se suele decir. Pero en esta ocasión, nunca mejor dicho. Estuvimos en Barcelona diciendo qué es la Hispanidad, qué es Cataluña, y dónde anida la TRAICIÓN de los políticos de la partitocracia ante el GOLPISMO y los desprecios cometido por los Puigdemont.

Llegamos a la ciudad condal a las 9:30. Pudimos asistir a la Santa Misa en una céntrica parroquia de la calle Balmes, llena de tradicionalistas o carlistas venidos de Madrid aunque en ella no hicieron alarde de sus símbolos.  La Santa Misa fue el mejor modo de empezar una Jornada por la Hispanidad y la Catalanidad. La homilía versó sobre la Hispanidad. La imagen de El Pilar se encontraba a los pies del presbiterio, acabándose la función religiosa con el himno del Pilar, que a pesar de ser difícil sonó muy bien y fue cantado imitando lo mejor posible a nuestros hermanos aragoneses.

Desde dicha parroquia, los asistentes se fueron sumando a la manifestación. Fueron juntándose por el camino con cientos de tradicionalistas y miles de españoles. Se veía el afluir de ilusionados manifestantes por todos los lados por paseo de Gracia y las calles adyacentes, para concentrarse todos de una forma ordenada. La concentración fue en la Pedrera del paseo de gracia, para ir pausadamente hasta la plaza de Cataluña.

El sol relucía, destellaban las coloristas banderas de España y no pocas de la España tradicional (Cruz de Borgoña), y el enorme entusiasmo ambiental se expresaba en los cantos, voces y aclamaciones. Unidos todos formando una gran manifestación, se llevaba horizontalmente una enorme bandera de Cataluña, portada desde sus bordes por barceloneses con sus respectivas banderas de España. Destacaba el orden en el tránsito de las pancartas y el pausado desfile de las asociaciones formando a modo de grandes grupos, no pocas de ellas con sus micrófonos con los que se coreaban los eslóganes.

Los muchos tradicionalistas o carlistas presentes se situaban alrededor de sus grandes pancartas, que decían así: Catalanitat es Hispanitat. Somatemps;  Desperta Ferro! Somatemps; y uno que sostenía una gran cruz de San Andrés ayudaba a llevar a otros la pancarta: unitat i identitat. Som catalans son espanyols. Otras banderas de Cruz de Borgoña y de España con el Sagrado Corazón de Jesús, frecuente ya hoy, se apreciaban por diversos lugares de la gran manifestación, incluso próximas a la tribuna de oradores situada en la plaza de Cataluña. Pedían unión frente al separatismo, lejos de la partitocracia.

No se podían olvidar las pequeñas pancartas unipersonales, efecto de las convicciones más individuales, con los lemas siguientes: 12 oct. Barcelona por España, Los nacionalismos discriminan y enfrentan; Som Catalunya. Somos España; sólo una con mucho sentido común rezaba diciendo así: Los cambios históricos, ¡con mayorías históricas!; Golpistas, fascistas; Las crisis reavivan el nacionalsocialismo; Els catalans hispans hem estat abandonats pels governs d’Espanya intervenció, ha! Somatemps; Frente al golpismo y el sabotaje precinto de embalaje. Somatemps

Una gran pancarta de color situada cerca de la plaza de Cataluña, animaba a construir Juntos España.  Por uno y otro lado, aparecían las pancartas de otros.

¡Ah!, se nos olvidaban los lemas más coreados. Se coreó eslóganes pero no se berreó, ni se amenazó, ni se faltó a la dignidad… como hacen los manifestantes del nacionalismo izquierdista que ayudan a los burguesitos del dinerillo. Estos eslóganes era muy convenientes y no pedían ni violencia ni sangre; eran un recuerda de lo que las cosas son y que deben respetarse. Decían: Nos nos engañan, Cataluña es España; Catalanitat es Hispanitat; Rajoy, atiende, España no se vende (lo mismo con Cataluña); Cataluña es España y no la romperéis; Visca Catalunya, viva España; Soy catalán, soy español; se lanzaron vivas la Virgen de Montserrat, España, Cristo Rey y la Virgen del Pilar. El ingenio fue más allá: La lotería de Puigdemont. El uno. El cinco. El cinco: 155. Los eslóganes más tremendamente atrevidos eran  estos: Puigdemont; a prisión; Rajoy dimisión; No somos fachas, somos españoles; Con terroristas, no se negocia; Trapero, traidor, irás a prisión… Con un poquillo de crítica personal decimos que los eslóganes España entera y sólo una bandera, o bien España una y no cincuenta y una, ya se coreaban hacia 1978, son algo equívocos y parecen olvidar los Fueros.

Se desfiló con ritmo sosegado por el paseo de Gracia hasta la plaza de Cataluña. Ahí se concentraron junto a los organizadores los más próximos ideológicamente a ellos, quedando Somatemps a la entrada de la misma plaza. Ha de saber el lector que los organizadores vetaron a Somatemps por discrepancias, toda vez que ésta asociación es crítica con la Constitución, con cualquier tipo de soberanía nacional y con el sistema partitocrático, aunque fuese una de las fundadoras de la Sociedad Civil Catalana.

Los oradores denunciaron que de decir España nos roba, se haya pasado a decir España nos pega. Se prometieron a sí mismos que no vamos a callar ante el separatismo y las mentiras del nacionalismo. Por eso, el señor Puigdemont no nos representa; y que nunca más en nuestro nombre se haga lo que se ha hecho. Se optó por el diálogo pero dentro de la Ley. (Ahora bien, añadamos que tal diálogo es imposible porque el Sr. Puigdemont se ha saltado la Ley el 6 y 7 de septiembre, promovió y acepta la mentira del referéndum fantasmagórico del 1-O, y ha dado un Golpe de Estado por el que declara la  independencia de la República catalana el 10-O). Lo más interesante de los discursos fue la brevísima mención a América y la afirmación rotunda de que España es irrevocable.

Tras los discursos, el himno nacional se escuchó por toda la plaza, y una vez finalizado fue aplaudido hasta el agotamiento. Después se cedió paso al ambiente festivo y de compadreo.

La farsa y el chantaje de los diputados separatistas y Puigdemont amenazan el horizonte, y la inacción del Gobierno muestra los más negros pronósticos. Afortunadamente, el pueblo en general repugna esta situación, es sano y es bastante clarividente. Pero debiera tener dirigentes bien formados y de una máxima fiabilidad. En este tema de la unidad de España y en los grandes partidos predomina el cinismo y la mentira, y no el bien moral.

En el trayecto de vuelta, dos carlistas fueron literalmente “asaltados” e interrogados simpáticamente por muchos -personas individuales, familias, grupos…- sobre la bandera de Cruz de Borgoña, sobre el Carlismo y sobre cómo vez la situación de España. Incluso un grupo de la segunda juventud clamó al ver dos boinas rojas: “¡Viva Cristo Rey!”. La gente es una delicia.

Quien me acompañaba, explicaba cómo la bandera tradicionalista es tan antigua como el siglo XVI, cuando se extendía por toda la Hispanidad desde Tierra de Fuego hasta Florida y California, que fue Carlos III quien decretó cuál era la bandera oficial de España, que liberales y tradicionalistas disputaron la utilización de dicha bandera, cediendo no obstante los liberales paso a la bandera tricolor republicana en 1931, mientras que los carlistas mantuvieron siempre la bicolor y la exigieron como una de las cuatro condiciones para sumarse al alzamiento de 1936. Así, gracias a los voluntarios requetés tenemos la bandera de España actual, con independencia de los escudos.

¿Qué es el Carlismo -se preguntó también-? Pues el Carlismo es el de siempre, el de la España tradicional, con Dios, Patria, Fueros y Rey. El Carlismo exige más sociedad y menos Estado, la devolución por parte del Estado a la sociedad de los derechos inalienables de ésta, una representación de los cuerpos sociales, Fueros como derechos propios y anteriores al Estado y no estatutos de autonomía como delegación del Estado, la negación de la soberanía nacional como un absoluto manipulado no obstante por el Estado y la partitocracia que la predica, y respetar la importancia de la religión católica en Españaen todos los ámbitos… La realeza de Cristo no es una aclamación meramente piadosa sino que debe tener su proyección en el Gobierno de España. No es idéntico el carlista y el requeté, pues éste último es un carlista en armas, como el padre de uno de los interrogados fue en 1936.

Los contertulios de mayor arraigo religioso comprendían todo perfectamente. Los que parecían independientes e hispanoamericanos, también. Otros que tenían el perfil de Ciudadanos -sobre todo por Europa- entendían menos, y sobre todo no entendían que desde los grandes partidos políticos todo fuese una  gran pieza de teatro distribuida en Actos.

La disciplina de los carlistas en Barcelona este día 12 de Octubre fue ejemplar, a decir de uno de los organizadores. Se transmitieron instrucciones y se cumplieron.

Sabemos que Sociedad Civil Catalana (SCC) no quería celebrar el 12 de Octubre y que una iniciativa del dr. Barraycoa -una marcha espontánea que llegó a ser multitudinaria- hizo que lo convocasen. Nos dicen que SCC expulsó a Somatemps de la organización, pues los peperos habían puesto el dinero para la manifestación. ¿Por qué la expulsión? pues porque Somatemps dijo que de Constitución, nada, y que detrás del mensaje del Referéndum se encontraba un supuesto “derecho a decidir”. Por eso, no se dejó a Somatemps entrar en la plaza de Cataluña. A pesar de ello, las banderas de España con el Sagrado Corazón y la de Cruz de Borgoña estuvieron delante de la tribuna, exigiendo unión y rechazando la expulsión de Somatemps de la organización por SCC.   El Dr. Barraycoa, perteneciente a Somatemps, lanzó la víspera al 12-O un escrito muy razonado resituándose, no sin indignación, al margen de dicha SCC. En “Ahora-Información” se dice: “La Fiesta Nacional en Barcelona fue todo un éxito, a pesar de la manipulación de Sociedad Civil Catalana (SCC)”, que rechazó a Somatemps entre los organizadores. Esto resulta ser un efecto de la división que promueven los partidos políticos, que se comprende -aunque no admitamos- si advertimos que en SCC hay una penetración pepera y partitocrática.

Satisfechos con el desarrollo de la gran manifestación, que lógicamente no llegó a la grandiosidad de la que hubo el día 8, y con la convicción de que todo era un gran teatro en varios tiempos -en cuya arena por otra parte se debía de lidiar-, los asistentes volvieron a sus hogares con el compromiso de seguir activos en la defensa de la unidad de España, de la España Foral y tradicional, de estar unidos, atentos, y de jugarse el todo por el todo si fuera necesario.

España y los españoles  siguen latiendo por mucho que los Gobiernos de UCD, PSOE y PP hayan perjudicado a España al engordar a los que querían destrozarla, y por mucho que la partitocracia quiera apropiarse de la sana reacción para dirigirla a su antojo y hacerla estéril. El estallido separatista en Cataluña no es la causa sino la consecuencia de nuestros males. Es consecuencia de la rapidísima degradación moral y religiosa de España. Por eso, nada de lo que ocurre nos debe extrañar, aunque  todo  vaya muy rápido. Una margarita que estaba muy enferma y -sabemos a posteriori- que iba a fallecer en pocas horas, dijo, en un momento de lucidez, a un yerno suyo que estaba participando en la organización de la CTC para este 12 de Octubre: “Sigue, sigue, sigue”. Todo un ejemplo. Todo un mensaje y un programa. Por eso, desde el Cielo muchos están rogando por Cataluña y el resto de España.

No hay que mirar a la partitocracia, hay que dirigirse a la sociedad, sobre todo en donde está organizada. Es preciso dirigirse directamente a las familias y sociedades, e intensificar la propaganda, eslóganes, concentraciones… que le permitan expresarse a todos ellos en libertades y como son. Seguramente nos llevaríamos una gran y buena sorpresa como nos la llevamos con las preguntas que nos hacían de regreso y la enorme receptividad de quienes preguntaban.

José Fermín Garralda

APÉNDICE. Homilía en Barcelona el día de la Hispanidad (12-X-2017)

Los fieles asistentes estaban encantados. En su homilía el pater  enseñó, según nuestra grabación, lo siguiente:

“(…) Posiblemente -y sin posiblemente- América es como una España. En ese sentido podemos comenzar -breve reflexión de hoy- con la oración: El Pilar. Si contemplamos y todos sabemos lo que es hasta aquí, cuál fue esta tradición -es una tradición- lo lógico sería que la evangelización cristiana entrase por el Ebro, el puerto de entrada de Roma a Hispania era Tarraco: Tarragona, (a) Caesaraugusta. Y allí, posiblemente, una tradición -pero muy  posiblemente cierta-, nos importa más que lo que pasó exactamente, la vivencia. Unos hombres, discípulos del Señor, entre ellos se especifica Santiago, se encontraban algo desanimados, como a veces nos encontramos todos en la vida: desanimados. Y recordaron a Santa María. A María, cuando estaba esperando el Espíritu Santo con los apóstoles, cuando acompañaba a su Hijo, cuando estuvo al pie de la Cruz, y cuando lo iba acompañando hasta las bodas de Canáa. Ese recuerdo de la madre les llevó -imagino que también encomendando la Madre- hacia el Hijo. Y se sintieron en manos, y avanzaron en la evangelización que no era fácil. Como no lo es ahora tampoco. Pero ellos lo tuvieron también difícil -difícil-. Un ambiente pagano, hoy día en nuestra tierra un ambiente secularizado. Pero ellos, con esa fortaleza, con esa esperanza, fueron avanzando. Por tanto, hoy, delante de la imagen del Pilar, que tradicionalmente  exponemos siempre estos días, pedir en ese canto que entonamos después, al final, el himno del Pilar -el Pilar-, la fortaleza, el pilar sagrado, ese fruto de referencia, contemplar ese pilar que está socavado en ese agujero donde tanta gente se ha encontrado con Dios.

Que el Señor nos bendiga esa fortaleza que necesitamos. Hoy en día necesitamos hombres y mujeres recios, de convicciones, con certezas, que no significa estar cerrados a nada, abiertos, intentando profundizar lo que nos dice el Señor cada día, en convicción. Decía Benedicto: la verdad, con la caridad, hacia la verdad. El amor es importante.

Intentemos ser hombres de convicciones, que necesitamos la verdad, no porque la tengamos en absoluto, sino ir precisando las cosas tal como son, y construyendo este Reino de Dios que recoge el padre Nuestro: “venga a nosotros Tu Reino”.

Lo que nos dice el Señor en este evangelio breve por otra parte, que dice: “dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” -y la cumplen-. La obligación de nosotros también es intentar que nuestras familia encuentren la plenitud y la felicidad, que nuestras instituciones encuentren la plenitud, que nuestra empresas encuentren la plenitud, y que nuestro país, en este momento difícil que estamos pasando, caótico, que estamos viviendo, sepamos dar esa certeza, esa firmeza, esas convicciones, que no es para evitar al otro sino que es para ofrecer al otro una forma de pensar.

Hoy en día, en nuestros colegios donde se educan los jóvenes no hay pensamientos muy articulados. Tenemos que hacer un esfuerzo en ordenar las mentes y las cabezas, de saber poner lo que es esencial de lo que es lo accesorio.

Y de una forma esencial hoy recordamos a nuestros propios hermanos de Hispanoamérica. Nosotros tenemos las misiones: esta parroquia colabora con las misiones en el Perú, -y después si nos ayudáis mejor-, sale un container cada año en noviembre desde Santander hacia el Perú, hacia el Callao.

Esa -diríamos- esa tierra que hay que ir descubriendo, esa Tierra de Fuego hasta ese Río Grande. Cuando te lo miras el mapa -si lo miráis-, ¡qué pasó aquí, qué pasó aquí! Qué capacidad tuvimos nosotros, unos hombres determinados, limitados, algunos de ellos muy limitados incluso digamos espiritualmente, que intentaron buscar una cosa y encontrar otra. Pero el Señor lo hace así también: tu buscas una cosa y al final encuentras otra. Buscaban tal vez unas Indias y encontraron un continente diferente, unas culturas diferentes, y hubo esa mezcla que hoy día compartimos la lengua y de tal maner la fe cristiana. Y aquí conviene decir que lo que se ha explicado de la Leyenda Negra, ha sido explicada por mentalidades anglosajonas  (con cosas) que no son ciertas. Bartolomé fray de las Casas hizo mucho en tiempo y salud, la reina católica hizo mucho -o del todo- para que sus súbditos por decirlo así -en la época se decía así- ciudadanos, tuviesen sus derechos, y fue el descubrimiento de dos culturas que se fueron entremezclando. Y cuántos españoles fueron hacia Hispanoamérica, en esa diremos hermandad que tenemos hoy día. Que compartimos cultura: que ellos nos dieron a nosotros, como Garcilaso etc. las culturas también llegaron hacia España, y nosotros hacia ellos. Tenemos ese patrimonio. Y cuando compartimos la lengua, no sólo compartimos la lengua sino una forma de ser determinada, con limitaciones como todo -como todo-, pero también con posibilidades. Que hoy día nos nos avergoncemos de decir el día de la Hispanidad que significa los pueblos hermanos, esa Hispanoamérica. Latinoamérica si incluimos Brasil, pero fueron esas tierras que probablemente son el pulmón del mundo y donde radica el tanto por ciento más elevado de católicos en este momento. Y que podamos establecer estos lazos encomendando la Virgen del Pilar, la que presidió tantas banderas nuestras y tantos navíos que llevaron la Buena Nueva y el Evangelio

Si vais por Latinoamérica -yo recuerdo Cuzco concretamente- veréis las obras dominicos, de los jesuitas, no olvidemos fray Junípero Serra, las misiones, fray Junípero. Por si alguien dice: es que algunos sólo fueron a colonizar… y otros fueron a enseñar, y dejaron su vida y su sangre también -también-.

Y este mes no olvidemos que hay 13.000 españoles en misiones, sacerdotes y religiosos, que están intentando extender el Reino de Dios. Que sea para nosotros un motivo para extender el Reino de Dios, sin vergüenza alguna, con convicción, con firmeza, con nuestra creencia, pero invocando a Santa María para que Él nos ayude a encontrar el camino más adecuado”.

Por la transcripción bajo nuestra exclusiva responsabilidad, José Fermín Garralda. Barcelona, 12-X-2017

Fotos: José Fermín Garralda, 2017

Prohibida la reproducción del texto y las imágenes sin permiso del autor.

(Visited 351 times, 3 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*