30 de mayo de 2019 3

En nombre de la libertad

Sabiendo que en uso de mi libertad este escrito traerá sus consecuencias y pensando que estas nos llevarán a reflexionar un poco más sobre lo unidas que están la  libertad y la consecuencia, me animo a compartir estos pensamientos míos.

Hoy me centro en el caso de esta mujer, que ha terminado con su vida a consecuencia de enviar un vídeo que se ha hecho viral y donde el resultado de un acto tan sencillo y tan inofensivo a modo de pensar de esta pobre mujer que no calibró bien o no adivinó todo lo que se le podía venir encima.

Hoy es tema de conversación en las oficinas, bares y en las redes sociales y que no sabemos donde terminarán ni cuando sus secuelas, pensamos en la vida del marido, hijos, los que han compartido  y comentado el vídeo…

Desde una oficina cualquiera que no merece más, el debate que se ha generalizado es el siguiente, la mujer debe ser libre para hacer lo que quiera y que el hombre es un machista, esto es en esencia la discusión que se producía ayer en esta oficina, pero digo yo que la mujer por el motivo que fuera podría en nombre de su libertad enviar el vídeo a una amiga ¿Por qué no? ¿es libre no? y esta amiga por algún motivo que no conozcamos envía el vídeo ¿Por qué no? ella o el, me da lo mismo que lo mismo me da, en nombre de su libertad envía el vídeo y la consecuencias empiezan a rodar, se habla de que hay que educar y que estas cosas no ocurrirían ¿Pero es que la gente no sabe en el mundo que vivimos y cual es la naturaleza humana desde que el mundo es mundo?

¿Es que 2000 años de cristianismo no nos han hecho ver que Dios nos da la libertad, Libertad para escoger el bien y rechazar el mal? ¿y que el hombre desde que es hombre lleva pecando desde antiguo cuando todavía había un temor de Dios y un miedo a la condenación eterna? ¿hoy que ya no hay principios, que Dios se quita del medio y ponemos en su lugar nuestra libertad y nuestra felicidad, creemos que vamos a transformar esta sociedad donde ya no sabemos lo que está bien o lo que está mal porque yo decido desde mi libertad, pero desde la misma libertad decide el vecino de enfrente  otra cosa distinta? Alguien me podría decir que lo bueno y lo malo lo deciden las leyes, hechas por personas y puestas por los políticos que unas veces dicen blanco y otras negro.

Ayer desde los medios se informó del crecimiento en la violencia hacia la mujer de un 8% con respecto a años anteriores estos datos sobre todo reflejaban que el maltrato crecía entre jóvenes  educados ya en los colegios sobre todos estos temas, en ser feliz, experimentar, en hoy puedo ser una cosa mañana otra, buscarse a si mismos, ¿ No nos enseñan en los colegios y en los medios de comunicación lo peligroso de compartir imágenes y  vemos que cada vez más los jóvenes  difunden vídeos provocativos o violentos? Estamos cansados de escucharlo, y si no hicimos caso a Dios como haremos caso a los hombres que solo muestran lo divertido de la libertad y ocultan su consecuencia, porque cada acto de libertad trae su consecuencia y responsabilidad pero si la gente no entiende que la libertad es para elegir el bien, pues ocurrirán estas cosas, libres han sido todos para hacer lo que han hecho ¿y entonces?

¿Y qué es el bien? Eso señores sería para otro artículo, les dejo tarea para que ustedes lo mediten.

 

 

(Visited 231 times, 1 visits today)

3 comentarios en “En nombre de la libertad

  1. Javier carrasco

    Muy buena reflexión el problema es la falsa libertad donde no está DIOS.

    Responder
  2. Candelaria Alvear

    Me ha entusiasmado el artículo tan claro para estos tiempos

    Responder
    1. Blanca

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*