25 de junio de 2019 2

El astro de la socialista María Chivite y el sillón presidencial de Navarra

 

¿Quiénes son estos respetables para Navarra?

La socialista Chivite se abraza a los separatistas, a aquellos que quieren anexionar Navarra a Euzcadi, así como a la ultraizquierda. Pero Navarra como realidad, y los navarros como tales, desmienten a todos ellos. 

Sus abrazos  saldrán muy caros a Navarra y darán al traste el aparente resurgir del voto socialista. Allá ella. Le auguro pan para hoy, hambre para mañana

La peregrinación -o carrera laicista- hacia el ansiado y dorado sillón presidencial de doña María Chivite, está siendo larga. Y todos estamos sobre ascuas, lo que no es justo, pues los ciudadanos ya han votado. Parece que para ella es el “ahora o nunca”, pero se equivoca si lo cree así. No, no es así como el PSN se lavará de la dimisión forzosa de los presidentes Urralburu y Otano en su día, por corrupción y cuentas en Suiza respectivamente. Tampoco es así como el PSN va a seguir arrepintiéndose de su pasado lejano nacionalista (el PS de Euskadi). Recordemos que los socialistas navarros de la transición política estaban con los socialistas de Euzcadi, hasta que rompieron con ellos para no perder intencionalmente a sus posibles votantes a captar en la Ribera navarra. 

¿Pero por qué la Ribera? Por los mitos de costumbre, que identificaban las feraces tierras ribericas con los braceros y la pobreza. Allá queda esto, como si no hubiese braceros, pobres, y pequeños propietarios, que no fuesen socialistas. Desde luego, para la transición política, la sociedad de la Ribera ya había cambiado mucho respecto a las décadas de los treinta y cuarenta, fruto de la enorme industrialización de 1960 a 1973, de la buena actuación de las parroquias, de la generalización de la cultura etc. 

Lo principal es que, ahora, el PSN está recreando sus propias contradicciones, y no es con ellas como mejor servirá a la Comunidad en la que ha obtenido sus votos, que es Navarra. No lo olvide el partido de la Comunidad foral.

¿A quiénes se abraza Chivite? ¿No se da cuenta María Chivite que Navarra está mucho peor que hace unos años por obra y gracia de los vasquistas antinavarros y además malos vascos? ¿Cómo quiere nuestra mejoría, cuando pacta con los causantes de no pocos de nuestros males? Encima dice que los del cuatripartito en ciernes son “progresistas”, aunque  muchos se carcajeen de la devaluación de esta y otras palabras (Marcotegui, Osés, Blázquez etc.). Por otra parte, ¿no sabe que el nacionalismo es una ideología exógena en España y en los lugares que quieren fagocitar?  ¿No sabe que Geroa Bai es la marca blanca del PNV en Navarra, que éste es un partido dirán que “burgués” y que sólo tiene, en común con Bildu, el separatismo y el rechazo a todo lo español, a España misma?

Miren: en Navarra perdemos población. El aborto elimina a navarros y navarras. Una excesiva migración comienza a despersonalizarnos -¿salvo que pongamos ikastolas?-. Perderemos en diez años más de 10.000 negocios autónomos por jubilación (DdN 24-VI). La plaza del Castillo de Pamplona parece un pueblo más que la plaza mayor de una ciudad que progresa y mejora. Hemos perdido muchas oportunidades materiales (TAV, Canal de Navarra…). Se ha hecho daño a la ciudadanía con impuestos excesivos. Se ha perjudicado a la Clínica y Universidad de Navarra de una forma sectaria, de modo que sus propietarios ya buscan implementarlas en otros lares. Se ha polarizado la producción en la automoción y los servicios en las universidades y hospitales. Se ha dividido a los navarros con una euskaldunización -así lo llaman- antinatural, exógena y forzada. El PNV de Euzcadi se entromete descaradamente en Navarra, presiona y chantajea a Sánchez en calidad de candidato a la presidencia de Gobierno de la nación. Los amigos de ETA se crecen. Y más. Estamos mal, ¿y quiere que estemos peor?

Para decir esto no es necesario ser votante de Navarra Suma, pues había otras candidaturas que considero más dignas, porque rechazan abierta y públicamente el aborto y no renuncian a su componente cristiano, como por ejemplo SAIN. 

El número de votos no otorga la talla personal ni política. No nos engañemos. Uxúe Barcos a la derecha se muestra satisfecha. 

Es cierto que el programa que Chivite ofrece a Geroa Bai, Podemos e IU no da entrada a Bildu en el Gobierno, pero… Bildu queda en la recámara y como planeta que todo lo examina, reclama e interfiere. 

El PSN tiene menos votos que Geroa Bai y Bildu juntos. Esto es muy importante. No lo olvidemos. ¿Cree Chivite que Bildu va a estar apartadito? Por de pronto, y antes de empezar, Bildu ya tiene un puesto en la mesa del Parlamento, aunque  el PSN decía que no iba a ser así y perjuraba que así no sería. Y el presidente del Parlamento (Geroa Bai), ha prometido el cargo por imperativo legal. ¿Cree la constitucionalista Chivite que va a amansar al león, o al lobo que ni siquiera ya se disfraza de oveja? ¿Cree que su partido en Navarra está preparado para soportar el acoso y chantaje separatista, que tiene infinidad de recursos y es capaz de cualquier maña? 

El PSN no necesita a los nacional-separatistas para ser una parte de la política en Navarra. Nunca los ha necesitado. El PSN tiene su propia personalidad. Siempre estuvo “centrado” en lo que él es, aunque otra cosa sea que la llamada derecha -y en ello hace muy mal- tolere o haya aceptado el laicismo de la democracia cristiana, el materialismo del “dejar hacer y dejar pasar”, y la preeminencia del Estado que juzga lo humano y lo divino. 

Chivite se equivoca rotundamente creando su propio  cuatripartito o pentapartito de facto: al final será continuamente flanqueada por los separatistas, apoyados por la ultraizquierda. Todo vale contra la Navarra de siempre, contra una Navarra cuyos políticos -y en ello, repetimos, hacen muy mal- toleran o aceptan muchas cosas malísimas. La Chivite será el títere, y Navarra, fagocitada por un Gobierno navarro absorbente y pre-totalitario del PSN y comparsas, será el títere de Euzcadi. Chivite rescata a los nacional-separatistas. Chivite es el balón de oxígeno que beneficia a los perdedores en las elecciones, que antes pasaron el rodillo separatista en Navarra con un fantástico y antinatural cuatripartito, de los que a su vez ella dependerá. Pues vaya. 

Es humillante para un navarro
que otros se inmiscuyan en Navarra.
Estos se han creído lo que les dejemos crecerse.

Esté segura Chivite que Navarra y los navarros perderemos de nuevo de seguir su plan personalista y autoritario. El proyecto Chivite va a acabar hundiendo a los socialistas, que si han levantado algo la cabeza en número de votos es por el efecto Sánchez, es decir, por el efecto Rajoy-PP (de juzgado de guardia aunque olvidado ya por los españoles), y el retroceso de Podemos. El plan de Chivite es pan para hoy y hambre para mañana. Es cortoplacista, parcialista y partitocrático. Echarse en brazos de los separatistas va a hacer que el PSN pierda su electorado, y después se hunda. A este paso muchos se alegrarán, pero que no arrastre a Navarra con él. Se alegrarán muchos jóvenes que ya no se inclinan por el socialismo, secuestrado por la Tercera edad con el falso supuesto de que el socialismo es de los trabajadores y los pobres. Ya, hombre. 

El affaire Chivite muestra que la política en España es partitocrática y no de Bien común, que la partitocracia es un desastre para las comunidades humanas, y que una política laicista arranca el alma de los pueblos, los deshumaniza y les prepara para que caigan en la mitología nacionalista. Sin Dios Jaungoikoa, sin persona, sin familia con derechos inalienables, sin religión católica que nos abre a la esperanza, sin cuerpos sociales libres e independientes, no hay sociedad, precisamente a la que el socialismo dice nominalmente servir. 

Si hasta ahora hemos tenido nacional-separatismo, ahora tendremos nacional-socialismo (en España el nacionalismo es separatista, y buena parte de los separatistas lo son en cuanto lucha de clases y de naciones, lo que significa marxismo). Pero Navarra seguirá mientras el PSN desaparece. 

Ramón de Argonz 

P.D. Tomado con permiso del autor de elirrintzi.blogspot.com

 

(Visited 39 times, 1 visits today)

2 comentarios en “El astro de la socialista María Chivite y el sillón presidencial de Navarra

  1. Episcopus 96

    Estimado escritor,

    Creemos que vos estáis muy acertado en lo que aquí planteáis, máxime cuando habláis de esta tierra y de los males que sufre. Está muy claro que, de nuevo, otros cuatro años de presencia nacionalista en el gobierno foral serían muy tóxicos, máxime porque su objetivo es acentuar la división entre hermanos. Pero, ojo, UPN (Navarra Suma) tampoco debería jugar la baza de confrontación propia del nacionalismo español, pues sería “echar gasolina al fuego”.

    Por su parte, el PSN nos parece un fraude (muy grande, por cierto), que se consumirá si opta por apoyarse en los “progresistas”.

    De todas maneras, estamos convencidos de que, ya sea a través de Navarra Suma (la menos mala de las opciones, en nuestro caso) o a través de la unión de perdedores, Navarra no será ella misma hasta que no recupere el verdadero autogobierno que le fue arrebatado en 1841. Pues recordemos, que esta tierra no es una “provincia” o una “comunidad autónoma”, es un Reino con una historia y unas tradiciones milenarias.

    Responder
    1. monsterid

      José Fermín Garralda Arizcun

      Me parece muy oportuna su aportación. Estoy de acuerdo con Vd.

      Sólo dos detalles.

      Por el primero, yo no creo que haya propiamente “nacionalismo” español en la gente, porque, la llamada “soberanía nacional” de la malharada Constitución liberal de 1978, refleja mucho más a los políticos del sistema que al pueblo en general. Cuando el español muy español habla mucho de España, siempre la concibe plural. Ahora bien, coincidiré con Vd. en decir que esto no basta, pues hay que precisar qué es dicha pluralidad, qué son los Fueros. Sobre los Fueros saben mucho más los carlistas o tradicionalistas, verdaderamente Regionalistas, que los políticos liberales que se autoconsideren regionalistas.

      Por el segundo, la LORAFNA de 1982 mantiene la raíz de los Fueros, que es la naturaleza pactista del mismo, los derechos originarios de Navarra. Otra cosa es que luego la LORAFNA los perjudique gravemente subordinando el Fuero a la Constitución de 1978 que es liberal-socialista. Un cordial saludo,

      Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*