Ir al contenido

Recordando la realidad del comunismo: Paracuellos y Holodomor ucraniano

(Ahorainformacion.es) – Este domingo día 15 muchos usuarios de Twitter amanecieron con una interesante noticia: En la lista de trending topics (o sea, los temas más destacados en el momento en la red social) figuraba el término “Paracuellos“. Se trata de una enésima conversación sobre la masacre de Paracuellos.

El pasado sábado día 7, se cumplió el ochenta y cuatro aniversario de este trágico episodio del terror rojo español. Bajo una evidente responsabilidad de líderes del Partido Comunista de España (PCE) como Santiago Carrillo y “La Pasionaria”, al menos, cinco millares de personas fueron masacradas en el camposanto de la comarca del Jarama.

La motivación de este auténticoKatyn” español fue clara: odio furibundo contra quienes profesaban su fe católica aunque también a quienes, simplemente, disentían de la ideología revolucionaria del Frente Popular. Entre las víctimas había unos cincuenta niños.

Se trata exactamente de la misma crueldad que se puso de manifiesto con el Holodomor ucraniano. Bajo el mando estalinista, se llevó a cabo una forzosa intervención económica que no solo disparó los precios de las reservas, sino que propició una escasez sin precedentes. De hecho, se cerraron las puertas a los campesinos y demás habitantes, abocándolos a la muerte por inanición.

Este genocidio tuvo lugar entre 1932 y 1933. Este mes se ha llevado a cabo una interesante iniciativa en un Civibox de Pamplona donde han instalado una exposición para recordar las atrocidades de aquel genocidio comunista. (hasta el 18 de noviembre, que después, y hasta el 30 de noviembre, se trasladará al Centro Cívico Lourdes de Tudela).

Vaya desde aquí nuestro aplauso a todas las iniciativas que den a conocer la trágica realidad de las ideologías revolucionarias, y especialmente de una tan criminal como la Comunista.

(Visited 61 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*