Ir al contenido

450 aniversario de la cristiana y monárquica Unión de Lublín

Se cumple el 450 aniversario de la Unión de Lublín. El 4 de julio de 1569, en la ciudad oriental polaca del mismo nombre, se firmó el tratado que derivó en una unidad del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Polonia que se conoce como la Mancomunidad Polaco-Lituana.

Esta estructura política, que llegó a su fin en 1791, con la imposición de una serie de disposiciones constitucionales que aspiraban a la consecución de un Estado unitario y las posteriores particiones polacas, abarcaba, además de las actuales configuraciones de Polonia y Lituania, los territorios de Bielorrusia, el óblast de Kaliningrado, así como parte de Estonia, Letonia, Ucrania y Rusia.

Se le consideró también como un territorio donde había bastantes libertades, basado en la cultura católica, en esos valores cristianos occidentales que muchos niegan. En contraposición con el liberalismo decimonónico y promovido por la Revolución Francesa, la mancomunidad en cuestión resultó ser un territorio no homogéneos en términos de nacionalidades así como estrictamente culturales.

Se daba una especie de unidad cristiana (católica) en la diversidad (incluso se daba cabida a algunas minorías religiosas), a la vez que se respetaba el principio de subsidiariedad (las comunidades locales tenían mucha más autonomía que las entidades de orden superior -como las regionales- a la par que la sociedad tenía mucho más poder que actualmente).


Por ello, varias entidades sociales de la derecha polaca en Lublin (conservadores, libertarios de derecha, tradicionalistas y nostálgicos de las eras monárquicas de este país eslavo) celebraron tal unión política el pasado 19 de junio, en un acto organizado por la plataforma conservadora-libertaria KoLiber, cuyo presidente local, Rafal Prost, declaró para este medio lo siguiente:

La Unión de Lublín fue, probablemente, el acto político más importante de la historia polaca. Fue una unión entre dos países: la corona polaca y el Ducado de Lituania, aunque realmente llegó a ser un verdadero mosaico étnico. No solo los polacos y los lituanos residían aquí, sino también rutenos, cosacos, bielorrusos, curonios, latgales, estonios, tártaros, judíos, caraimos, alemanes, eslovacos y otros muchos más.

Estos representaron varias religiones y disfrutaron de una tolerancia religiosa única en esos años. Empero, la cultura dominante fue la polaca mientras que, en términos de religión, cabría destacar el catolicismo romano. Gente de varios grupos étnicos luchó por el catolicismo y la tradición polaca, lo cual es motivo de orgullo.

El 4 de julio de 1569 se firmó la Unión de Lublin, hace 450 años, aunque no hemos querido interferir en las ceremonias oficiales. Por ello, en KoLiber, decidimos celebrarlo antes. Contamos con una ponencia del profesor Wlodzimierz Osadczy sobre la Polonia posterior a esa Unión; continuamos con un concierto de la banda musical renacentista Ars Nova y terminamos con un banquete en el Gran Hotel Lublinianka, con una oración por la Unión de Lublín, un brindis y un pastel, con motivo de este aniversario.

 

(Visited 82 times, 2 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias