16 de marzo de 2018 0 /

Visitando al Nazareno

Los medios de comunicación se han hecho eco de la visita de Don Felipe al Santo Cristo de Medinaceli.

En nuestra opinión es una noticia positiva. Pero insuficiente. Nos explicamos.

España necesita ser regida por la Monarquía Tradicional. Que es católica.

Una Monarquía exige que haya un Rey. Y Don Felipe no es Rey. Pues, como dice el Fuero Juzgo y recogen las Partidas: “Rey serás si hicieres justicia; si no, no”. Y a Don Felipe La Constitución no le permite hacer nada más que presidir actos protocolarios. Y Don Felipe se proclama defensor de esa Constitución que no le permite ser lo que su título dice. Eso es lo lamentable.

Los Carlistas propugnamos un Rey que reine y gobierne. Eso del rey constitucional que reina y no gobierna es una contradicción. Reinar, en España, siempre consistió en gobernar.

La Monarquía cristiana supone algo más que el testimonio católico de una persona. Supone legislación e instituciones acordes con la ley natural. Afirmamos con el Concilio Vaticano II la autonomía de lo temporal, respecto a la Iglesia. Pero rechazamos, como absurdo y perjudicial para el bien común, el que se prescinda de Dios, en la vida pública.

Y frente a los republicanos que encierran todas sus razones en la frase “no ha sido elegido”, proclamamos que la educación en el seno de una familia que es consciente de su vinculación con España y de las obligaciones que ello supone, proporciona a España mejores gobernantes que los que resultan de amañadas elecciones. Lo estamos viendo.

Aunque enfrentados a su familia, no tenemos ningún empacho en reconocer y proclamar que, en sus intervenciones públicas (en lo único que la Constitución le permite hacer) Don Felipe ha quedado mucho mejor que cualquiera de los políticos que nos ha dado la democracia instaurada en 1978.

Entre los asistentes al templo donde se venera el Nazareno, se oyeron entusiasta y unánimes gritos de ¡Viva el Rey! Son la expresión de un pueblo que añora una Monarquía auténtica. La Monarquía tradicional de la que la Revolución nos ha privado.

Carlos Ibáñez

4,3
(Visited 104 times, 1 visits today)

Deja tu comentario