6 de mayo de 2019 0

Venga a nosotros Tu Reino

Este año es el centenario, de la Consagración de España, al Sagrado Corazón de Jesús, por el rey Alfonso XIII.    Todo ser humano, debería reflejar en su persona la humanidad de Cristo,  esta que supo transmitir cosas tan buenas, y tan bellas, a los hombres.     El Reino de Cristo debe ser una realidad tanto en España, como en toda nación,raza, y lengua que existe, en este planeta llamado Tierra.

Hace unos meses fuimos a una conferencia en lliria(Valencia)   . Estábamos un grupo de correligionarios de la CTC, y algunos simpatizantes.    La conferencia estuvo a cargo de Javier Mª Pérez Roldan nuestro secretario general, nos habló diciendo:” De cómo debería ser la sociedad,  y nombro varias corrientes ideológicas tanto religiosas, como políticas, que hicieron mucho daño en el pasado  hasta  nuestros días a la España católica , como también a toda Europa.

Don Javier en la conferencia nos habló de que cada individuo es único,  y como también cada nación es un grupo  grande de hombres y mujeres, que tiene su propia personalidad.  Cada ser humano tiene un ángel de la guarda, también cada nación tiene un ángel que la custodia, .es más cuando las apariciones de  la Virgen en Fátima, un ser celestial les anuncia y les dice a los tres pastorcillos: “Soy el ángel de la guarda de Portugal”.

Siempre he pensado que pertenecer a una nación, y tener las personas un lugar de pertenencia, era cosa querida por Dios.  El ser Divino  es el protagonista de la historia, en un principio cuando Dios crea la Tierra está en que vivimos, en la infancia de la humanidad, ya en el antiguo testamento se nos habla  de Noé, y sus descendientes Sem, Cam, y Jafet. Y sigue diciendo el Génesis, Cap.10  v. 5.  A partir de estos los habitantes de la costa se separaron, por países, y lenguas, por familias, y naciones.

España de manera singular, igual que otras naciones,está unida en sí misma, por una identidad que nos distingue de las demás, estados nacionales que componen el mundo que nos rodea, y aunque dentro de nuestro territorio, hay diferentes peculiaridades, en el fondo todos estamos unidos por un carácter, forma de ser, teniendo una  historia y tradición que es común a todos los españoles, y por si fuera poco una religión cristiana católica, que es nacida y fundada por el verdadero Dios.

Nuestra patria la tierra de nuestros antepasados, es una gran nación, de una riqueza cultural e histórica impresionante, y de una personalidad propia, de la cual no deberíamos de sentirnos acomplejados.   Envidiados por todos sus enemigos, que muchas veces viven entre nosotros, incluso son de los nuestros que se empeñan en dañarla y dividirla, por intereses ajenos a los españoles.

No todo está en el tener un bienestar, pues no debemos olvidar nuestro pasado, con  nuestras raíces  cristianas.  Un pueblo sin personalidad propia no es libre, es como una veleta en manos de unos y de otros, abocado a la desgracia y a la muerte.   Nuestra religión, historia, cultura y tradición, forma parte del ser español, debemos de ser completos que equivale a ser perfectos, y hasta en el conjunto de una nación, se debe buscar como en las personas la perfección.

Me vino también a la mente, el Reinado Social del Sagrado Corazón, pues cuando Jesús habla en el evangelio del Reino de Dios, está en cada uno de vosotros, refiriéndose a los apóstoles y discípulos y a todos los que le siguen, y hacen su voluntad, y esto es verdad pues este debe extenderse a toda la humanidad.

Sin duda nuestro buen comportamiento , y ejemplo de vida, de cara a los demás es una manifestación que el Reino de Dios está dentro de nosotros, y esto se transmite como bien decía  en una intervención Javier Zazu: “ El amor al prójimo se multiplica, como un circulo que lleva a las personas, que nos rodean a que tengan otros círculos alrededor de ellas., que hace posible que se contagien de todo bien, y que este se impregne, y se haga cada vez más grande extendiéndose a toda la sociedad.

Este reinado que en un principio es personal, debe manifestarse en la familia, con los vecinos, en el trato con todos. Pensando que todo saber viene de Dios, aunque nos corresponde a nosotros abrir nuestra mente, para  aprender hacer nuestro trabajo, sea el que sea bien hecho, hasta en esto debe estar su reino.

Así en el Génesis dijo Dios a Adán y Eva:“Creced y multiplicaos”. Si Dios quiere la procreación en el matrimonio formado por el hombre y la mujer, también debemos crecer, en todo lo que haga posible el bienestar de la persona y de la sociedad, todo lo bueno lo bello, que viene a ayudar al hombre, según los planes de Dios, viene de ese amor dado por el ser Divino, el cual el ser humano se asemeja a Él porque este así lo creo.

Un ejemplo es Antonio Gaudí hombre profundamente religioso, y buen cristiano, que esta en proceso de beatificación, el manifestó el Reino de Dios, através de la arquitectura. Si toda persona este don que tiene en su mente y en su corazón, lo manifestara  con honradez según la misión que Dios, le ha dado, El Reinado del Sagrado Corazón de Jesús, estaría en todos los estamentos de la sociedad.

Siempre he tenido muy claro que el trono de Dios, es decir el cielo es el espejo donde debe mirarse, la Tierra, es:” El venga nosotros tu Reino”.    Sueño con una Españay con un mundo mejor, y espero que algún día no muy lejano, el sueño de Dios que es el de muchos y también el mío, se haga realidad porque soñar es necesario.

5
(Visited 63 times, 3 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*