Seguir el blog (Follow.it)

24 de julio de 2021 0 / /

Solidaridad contra la profanación en Montserrat, corazón de Cataluña: un jalón más de la actual persecución.

(Por José Fermín Garralda) –

Con grandes dudas sobre si ofrecer este pequeño testimonio, aquí lo recojo  por el tiempo que nos pudiera quedar, según otro día comentaré.

Siendo muchos los males talibanescos que últimamente han arreciado por  toda la vieja piel de toro, hoy toca la  profanación cometida en Montserrat, y las amenazas contra la basílica del Valle de Cuelgamuros (Madrid), sus restos mortales incluido los de José Antonio Primo de Rivera, y la comunidad benedictina…

Sí, lo que odian es la Cruz, esté donde esté.

En nuestro caso, un grupo de pamploneses, caballeros voluntarios de la Cruz de Pamplona, y algunas personas que se sumaron a estos, se reunieron con fervor para rezar el Via Crucis y el responso mensuales por los muertos por Dios y por España, y por todos los demás, en la cripta del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Fue el 19 de julio. Ofrecieron su oración según las Reglas, añadiendo su desagravio por la profanación sufrida en el mausoleo del Tercio de Ntra. Sra. de Montserrat.

Este desagravio obligado fue una novedad. Pero hubo un detallito que fue  ¿casual?, como es la falta de luz en el pasillo de acceso a la cripta y la cripta misma. Desde hace veinte años, nunca había ocurrido algo igual. Si no ha sido una casualidad del día 19, lo comunicaremos. Ha llegado el tiempo en el  que, basta que algo como esto ocurra, para que sea bueno que se sepa, de conocer cómo se está desmantelando el uso del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Hemos intentado conocer la causa del apagón, pero el tema sigue pendiente.

A la luz de cuatro velas, el sr. cronista fue acompañado por los fieles presentes en el rezo del Vía Crucis y el responso. Como las velas, la luz del alma ardía, y era como si ésta apartase las profundas tinieblas de la cripta.

Un tremendo agravio comparativo refleja la mala fe de unos y la responsabilidad de quienes, seglares o clérigos con su jerarquía, ceden ante ellos: ¿Pueden imaginarse por un instante qué no se diría y qué no ocurriría de cambiarse las tornas, es decir, que los monumentos de Montserrat, Cuelgamuros o Pamplona…. fuesen expresamente a los brigadistas internacionales, los milicianos y los gudaris… o que la Cruz fuese una media luna astral?

La cadena de profanaciones es larga en España. La debilísima respuesta que provocan, a su vez las estimula, y anuncia un camino de profanaciones del que luego los tibios, salva-muebles, inteligentes y calculadores se arrepentirán.

Los profanadores no perdonan el por Dios y por España con el que, en una situación absolutamente extrema, se venció al comunismo, el masonismo y los burguesitos separatistas sus aliados. Es muy llamativo que, quienes  nacieron veinte años después de los hechos, no perdonan una derrota de hace 82 años.

Más aún, ¿se dan cuenta que ese vivir por Dios debe estar presente en la vida ordinaria, contrariando así a los odiadores? ¿No lo estamos viendo en la impunidad del talibán, en la legislación, la LOMLOE, y en la denuncia del Concordato con la Sant Sede que va a plantear el PSOE?  ¿Y no se dan cuenta también que ese vivir es en España, realidad temporal que como Patria nuestra crea Derecho?

Digamos a los que ceden, que los edificios en piedra construidos por los hombres con elevadísimos motivos, no son sólo simples piedras, sino que se asemejan a la Naturaleza, ese gran edificio bellísimo e inmenso que el Dios amante construye al hombre para que viva aquí. Abandonar los edificios en piedra a los talibanes occidentales, es como abandonar la mansión que Dios nos ha preparado en este mundo, para que al fin lo trascendamos.

Todos los días vemos la llamita de la luz del ocaso, como en las imágenes adjuntas, que incoa el amanecer.

(Visited 100 times, 7 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*