10 de febrero de 2019 0 /

Más “Hojas de acanto” (3): La bandera nacional

No sé de qué época es, pero  si mal no recuerdo, no entró en el “libro” por falta de espacio. O sea que debe ser de la época bastante anterior a la muerte de Franco. Nuestra Bandera, rojigualda, la tenemos GRACIAS AL “CARLISMO” pues, cuando preparaban la guerra, con Mola y Sanjurjo de Jefes Militares, éstos no querían salir DE NINGUNA MANERA con otra bandera que no fuese la republicana, pues ellos no se levantaban contra la República, sino contra los desmanes que todos los días “ejecutaba”, eso sí, con la aquiescencia de la República, el Frente Popular. La mayoría absoluta de los Generales “nacionales”, incluido Franco, querían salir con la bandera republicana. Los carlistas, por contra, no querían que hubiera nada, nada, ni la bandera,  que recordara la República, por éso le llamaron, los carlistas,  LA CRUZADA y su ideal era la defensa de la Patria y de la Religión, tan ofendida y atacada por el Frente Popular, que dentro de la República y amparado por ella, estaba a punto de levantarse contra ella misma (estaban armando a todo el populacho-Frente Popular) para instaurar el comunismo. El Carlismo tenía mucha fuerza, sin él no se hubiera ganado la guerra; ganó esta partida. En la guerra, ELLOS, con orgullo, se autollamaban “rojos”.

Felipe Vives

La Bandera Nacional
 
La concibió el Amor, y el Orbe, a coro,
celebró la noticia del evento,
y España la signó, en su nacimiento,
con sangre celtibérica de toro.
 
Consumido de celos, por el foro
el sol desapareció del firmamento
para, al punto, alumbrar el monumento
del Blasón Nacional, en campo de oro.
 
Sus dos ríos de púrpura – frontera
de un mar de latitudes amarillas –
definen, Madre Patria, tu Bandera.
 
¡Que nadie ose acercarse a sus orillas
si no es para cantar su Primavera
y rendirle homenaje de rodillas!

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*