Seguir el blog (Follow.it)

31 de agosto de 2017 0

Lo que se avecina en Educación

Dicen que cada momento tiene sus problemas y oportunidad. Quienes lo afirman, mantienen una práctica malminorista, oportunista, y de último momento.  Frente a esta media verdad, dígase que los problemas vienen de atrás con errores pendientes a  subsanar. Sólo esto permitirá tener la perspectiva y seguridad adecuadas, proyectos de reconquista de posiciones perdidas y una actitud  previsora.

Ayer, la Educación para la Ciudadanía (EpC) o tiranía de Rodríguez Zapatero, sus ministros Cabrera y Pajín, y Peces Barba (+) su mentor, vulneró la patria potestad de los padres y deformó conciencias por imperativo “legal”. Ofendió muy gravemente a Dios. Algunos Centros ejercieron el oportunismo de impartir la asignatura pero -decían- adaptándola al Ideario de Centro. Esa adaptación fue ilegal, y un ir tirando con tolerancia de una administración incapaz, pues lo que importaba era el BOE y no posibles permisos verbales. Ahora (2017) el problema es mayor con el adoctrinamiento de la ideología de género del LGTBI.

Fue hace diez años (2007) cuando muchos padres de toda España se movilizaron in extremis a favor de la objeción de conciencia a la EpC, es decir, sus hijos no entraban en clase y recibían un suspenso. Los Centros no objetaron y respetaron la objeción paterna -¡sólo faltaba…!-. En Navarra la presentación de la plataforma de padres -iniciativa surgida en San Miguel de Aralar, “¿Quién como Dios?, el 24-VI-2007-, fue en el hotel “Reino de Navarra” el 6-IX-2007.

Ahora, diez años más tarde y con el PP en el poder, a ver qué hacen los padres y  Centros educativos. Siendo la LOMCE del PP más laicista que la LOE del PSOE, e incluyendo los ejes transversales cuestiones morales rechazables, en 2016 Cristina Cifuentes (PP) impuso, en la C.A. de Madrid, el adoctrinamiento de la ideología de género a los niños contra un primer principio de la ley natural. Dos obispos (Alcalá y Getafe) fueron valientes en la denuncia, pero los colegios religiosos, cobardes, nada dijeron, agarrados por el concierto económico: tienen bien ganada su desaparición.

Como el mal se extiende a Navarra, agradecemos a Sergio Gómez (Concapa) por decir las verdades con claridad en su entrevista con Actuall:

“El problema que hay ahora mismo en Navarra es que se quiere subvertir la voluntad de educación de los padres”.

 “¿Qué nuevas leyes y normas autonómicas están afectando (…)? Ahora mismo, se está intentando aplicar un protocolo sobre la transexualidad en los colegios que depende de un real decreto de salud sexual y reproductiva. En el Parlamento de Navarra se está tramitando una proposición de ley foral que va a dar rango de ley a esas cuestiones. El protocolo no es obligatorio y vulnera varios principios constitucionales pero cuando tenga rango de ley la cosa va a ser bastante diferente”.

“¿Qué pueden hacer los padres y la sociedad en general ante estas leyes? (…) deben ser insumisos, decir que no se van a aplicar. Los colegios deben decir si van a ceder ante esa presión porque a los padres es un tema que nos interesa. (…) Yo quiero saber qué va a hacer el centro al que llevo a mis hijos y lo quiero saber cuanto antes porque si van a cumplir ese protocolo me preocuparé de que mis hijos no vayan a ese colegio, sea un centro público o privado. (…)  El problema que tienen los colegios sobre todo los concertados es un problema de economía, están atados económicamente y no se dan cuenta de que la libertad sólo tiene un camino y no es el de la sumisión económica. Esto a muchos centros les va a pasar factura”. Vale.

El tema es muy serio: elegir entre el idolillo del Estado y la conveniencia propia por un lado, o Cristo y la salvación temporal porque eterna por otro. No se puede servir a dos señores. En 2016, Madrid sólo un Centro de Madrid respondió con el valiente “No podemos, no queremos, no debemos”, y los otros con el silencio. Aquí está el “conservador” (?) PP del “voto católico” (?) y, allí,  los energúmenos del PSOE de Sánchez y del Podemos de Pablo Iglesias, de los cuales nadie se ríe. En Navarra estamos peor.

Concapa hoy me recuerda la posición firme y clara a la EpC de Mons. Cañizares (conferencia 22-X-2007) o del cardenal Rouco (conferencia 27-IX-2007). Al final todo acabó en agua de borrajas. La resistencia a la EpC empezó muy bien, objetando en conciencia al BOE un sector de padres españoles, pero luego vino la paralización general. ¿Quién y cómo les paralizó? En Navarra, la EpC la impuso el Sr. Sanz (UPN),  adelantándose un año a la disposición “legal” del BOE (BON nº 65, 25-V-2007). Hubo Centros que dijeron iban a mantener su ideario sin aplicar la ley en lo que correspondía, yendo así indirectamente contra el BOE y BON. Ahora, si el Parlamento de Navarra de ultraizquierda se lanza a favor del adoctrinamiento de la ideología del género del LGTBI… a ver qué pasa. Cada año se echa en falta una posición firme y clara ante las leyes gravemente injustas, pues nuestros jefes andan con sonrisitas tontas siendo tratado como “ciudadanos” de tercera.

Ahora, el ataque contra los derechos de los Centros, los padres e hijos, la limitación del poder del Estado y sobre todo la Verdad misma, es cada vez más directo y decidido, pues si en la EpC se pudo de hecho elegir qué explicar -aunque yendo contra la ley-, ahora se trata de un adoctrinamiento expreso y directo.

Aguas tan sucias y turbulentas exigen la valentía y solidaridad que no hay frente a la actual paralización, adoctrinados todos por el mal llamado “Estado de Derecho” sin Dios y contra Dios. ¿Cómo lograrán los padres aglutinarse y moverse?

José Fermín Garralda

 

Publicado en el quincenal “Siempre P’alante” nº 789 (1-IX-2017) pág. 14

 

(Visited 98 times, 3 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*