4 de junio de 2018 1

LAS VERGUENZAS DEL SISTEMA: Y A LOS MISERABLES ¿NO SE LES CAE LA CARA DE VERGÜENZA? …

 

A la caída del peor gobierno en los últimos cien años, el absurdo triunfalismo de medios como COPE o ABC no tiene nombre, cubriéndose de “gloria” con miserables titulares como este: «El paro cae [???] hasta los 3,25 millones de desempleados en mayo, la cifra más baja desde diciembre de 2008». Estamos en 2018 y ¿les parece, tras diez años, un triunfo, tres millones y cuarto de parados? (cifra ya de por sí enmascarada por las estadísticas oficiales).

A esto hay que añadir los empleos basura creados, falsos contratos temporales de actividades habituales y propias de las empresas, algunos también falsamente subcontratados (99% de la contratación actual en España que permitió el gobierno “Zapa”) o falsos autónomos.

Es decir que hay familias donde aun trabajando los dos, están en la pobreza. Se ha regresado a las miserias de los años 1920 o 30. Según datos de 2017, España tiene una tasa de pobreza del 22,3%, con 10,2 millones, esto es, uno de cada cinco españoles, de los que 2,5 millones son niños, de personas con una renta por debajo del umbral de pobreza, tercer país europeo en desigualdad, por detrás de Rumanía y Bulgaria, empatado con Lituania.

Pero la principal preocupación de estos medios es el destino de los denominados “embajadores políticos”, que una vez desaparecen de la política nacional se pierden en los oscuros entresijos de organizaciones internacionales, con prebendas y privilegios que asustarían al españolito medio, de conocerlos, ese mismo que tiene un sueldo basura y no llega a final de mes y que es extorsionado por ayuntamientos, grandes corporaciones de servicios (luz, agua, gas, teléfono), autonomías y especialmente por el más miserable de todos, Cristobalito Ricardo Montoro Romero, que ha llegado a gravar con impuestos hasta a los parados de larga duración, para pagar a despilfarradores colegas de cajas y bancos, que ellos mismos convirtieron en ruinosos.

El exministro Pedro Morenés y Álvarez de Eulate, corrupto vendedor de armas con contratos desde 2011 firmados por Defensa, que beneficiaron a empresas de las que había sido consejero hasta 2009 y representante hasta 2011 y actual Embajador de España ante Estados Unidos desde 2017, tendrá que volver a su oscura carrera en Instalaza (principal fabricante española de bombas de racimo), o a la multinacional de armamento MBDA (Matra BAe Dynamics) de la que fue director general.

Más escandalosa es la del exministro de Educación José Ignacio Wert uno de los personajes más mezquinos de esta década con su propuesta de que solo estudien los que se lo puedan pagar, promocionando desde el Ministerio créditos bancarios “blandos” para estudios, que luego se han visto “variados”, dejando atrapados en deudas a miles de universitarios. El nombramiento de este último, como representante permanente de España ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, en agosto de 2015, donde vive en un extraordinario palacete (que le pagamos) con su pareja, Monserrat Gomendio, a la sazón, su secretaria de estado en Educación, nombrada también directora general adjunta en la citada organización internacional. ¡Toma ya!

O Jorge Moragas, exdirector del Gabinete de Mariano Rajoy y actual representante permanente de España ante las Naciones Unidas. Como antes lo fueron la catetilla venida a más por mano de Chaves, Bibiana Aído Almagro, nombrada en junio de 2011 “asesora especial” de la directora ejecutiva Michelle Bachelet de la Agencia de Naciones Unidas, para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, (conocida como ONU Mujeres), desempeñando desde 2013 el puesto de Asesora de Programas para las Américas y el Caribe y en enero de 2017, nombrada representante de ONU Mujeres en Ecuador.

Y qué decir de Leire Pajín Iraola en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con sede en Washington D. C., Distrito de Columbia, que funciona como Oficina Regional de la OMS para las Américas y que forma parte igualmente del sistema de Naciones Unidas, donde nunca se ha detallado en calidad de qué trabaja en dicha organización, integrada fundamentalmente por … ¡científicos y técnicos expertos!

Eso sí que son trabajos alternativos al paro cuando los políticuchos se quedan sin empleo y no los “no ofertados” (porque las estadísticas muestran las mínimas ofertas laborales) en las distintas oficinas autonómicas de empleo (competencias que nunca debieron haberse traspasado), o el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) eufemístico nombre sustitutivo con el que se ha rebautizado al inútil INEM y en el que el Ministerio ha invertido más en las subcontratas de seguridad o el envío postal por entidades privadas (alguna comisioncilla habrá habido por ahí) que en una auténtica política laboral y su control,  que al parecer a ningún político o prócer patrio importó nunca.

5
(Visited 174 times, 12 visits today)

Un comentario en “LAS VERGUENZAS DEL SISTEMA: Y A LOS MISERABLES ¿NO SE LES CAE LA CARA DE VERGÜENZA? …

  1. tabaleter

    Coincido con el autor en que no cabe ningún triunfalismo cuando la precariedad laboral está en el orden del día. De vergüenza.

Deja tu comentario