27 de mayo de 2019 1

Europa y España, todo cambia para que no cambie nada

Una vez celebradas las elecciones al parlamento europeo, las municipales y las de once comunidades autónomas, cabe decir aquello de que “todo cambia para que no cambie nada”. Hablo de cambio real, esencial, no de intercambio de cromos sin sustancia.

Europa

La mayoría conservadora/socialdemócrata ha desaparecido. Gana con 178 escaños el Partido Popular Europeo (221 en 2014), seguido de las formaciones más nacionalistas y/o euroescépticas, que obtienen 168 escaños. y los socialdemócratas (S&D) con 152 (191 en 2014).  Los liberales suben y alcanzan los 108 diputados (67 en 2014), al igual que los Verdes, que obtienen 67 escaños (50 en 2014).

Resulta llamativa la victoria de Matteo Salvini en Italia, la de Marine Le Pen sobre Macron en Francia, aunque la nacionalista abortista pierde porcentaje de votos, la consolidación de Viktor Orban en Hungría y el reforzamiento de la derecha católica en Polonia.

Sospecho que los liberales van a ser la clave para obtener mayorías, pero la política europea es un galimatías de proporciones cósmicas, así que puede ocurrir cualquier cosa.

España

Gana el PSOE, el PP sigue cosechando mínimos históricos pero logra la joya de la corona (Alcaldía de Madrid), Ciudadanos sube pero se mantiene lejos de superar al PP, Podemos se desploma, Vox se desinfla pero es clave en muchos ayuntamientos, además de en la comunidad de Madrid y Aragón; y el nacionalismo/secesionismo sigue tan fuerte como antes.

Está por ver si Ciudadanos decide formar gobierno con el PP en todas las comunidades autónomas donde tal cosa es posible o si opta por dar el gobierno a los socialista en Castilla y León, Aragón o Murcia. El hecho de que la gente de Santiago Abascal no le haga ninguna gracia a los de Albert Rivera -y viceversa- puede proporcionar a la izquierda alguna sorpresa agradable. Podemos ha quedado sumido en la irrelevancia salvo el fenómeno “Kichi” en Cádiz, que tiene mucho más que ver con la personalidad del alcalde gaditano que con las siglas por las que se presenta. Algo parecido ocurre en Zamora, donde el alcalde de IU ha barrido y lo haría igualmente si se presentara por el Partido de los Amigos del Badminton.

Ahora vamos a lo mollar:

  • ¿Existe alguna diferencia esencial entre el PP, Cs y Vox? Solo en aquello que tiene que ver con la ideología de género. Que no es poca cosa, pero está por ver si Vox hace causus belli de ella.
  • ¿Qué piensa hacer el PSOE de Sánchez ante su hegemonía en la izquierda?, ¿gobernará Navarra con la abstención de los proetarras?, ¿será en el parlamento nacional una sucursal del PSC? ¿se puede ir olvidando Pablo Iglesias de ser ministro?

ADÑ (AES, DN y FE-JONS) ha cosechado 11.798 votos en toda España. Aprecio mucho a Rafael López Diéguez (AES) pero creo que no cabía esperar otra cosa. Con Impulso Social (AES, CTC y FyV) se lograron 17.774 votos hace 5 años. Y AES en solitario obtuvo 19.583 votos en el 2009. La verdadera extrema derecha (Vox no lo es) o derecha nacionalista no liberal, no existe en este país.

¿Y la Iglesia qué?

Salvo en Polonia, la irrelevancia del voto católico en Europa es palmaria. Por mucho que Matteo Salvini hiciera apología del uso del rosario, no parece que el factor religioso sea esencial en su avance. De hecho, tenia al catolicismo oficialista (izquierdoso/ecologista) en contra. El húngaro Viktor Orban es calvinista. El Frente Nacional francés hace tiempo que se deshizo de cualquier atisbo de tradicionalismo católico en su dirigencia. En realidad, la extrema derecha o derecha nacionalista europea es más pagana que cristiana. Y pensar que cualquiera que vote a la izquierda es voto católico, resulta casi blasfemo.

Tenemos un Pontífice encantado de que Europa se llene de inmigrantes, empeñado en asumir el mensaje ecologista sobre el calentamiento global y con un cirio dentro de la propia Iglesia que solo Dios sabe en qué va a acabar. Los obispos están, pero como si no estuvieran, salvo excepciones que confirman la regla. Y los fieles han asumido en su inmensa mayoría el principio de la democracia liberal, de manera que su fe no es determinante a la hora de votar.

Mucho se parece la situación de la Iglesia a la de Israel en tiempos de los Jueces:

Los hijos de Israel habitaron en medio de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los perizitas, de los heveos y de los jebuseos. Tomaron a sus hijas como esposas, y ellos entregaron sus hijas a los hijos de ellos y sirvieron a sus dioses. Los hijos de Israel obraron mal a los ojos del Señor, olvidando al Señor, su Dios, y sirviendo a los baales y a las aseras.
Jue 3,5-7

Como dijo el Señor por boca del profeta Hoseas: “Perece mi pueblo por falta de conocimiento…” (Hos 4,6). Pero hoy, como entonces, la solución sigue siendo la misma, y debemos ser testigos activos de la voluntad del Señor:

Esto dice el Señor. «Haced un alto en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas cuál es el camino del bien, y seguidlo, y hallaréis descanso para vuestras almas».
Jer 6,16

Que la Madre de Dios, Madre nuestra, nos obtenga por su intercesión el don de perseverar fieles en medio de la apostasía reinante.

Luis Fernando Pérez Bustamante

(Visited 213 times, 1 visits today)

Un comentario en “Europa y España, todo cambia para que no cambie nada

  1. Miguel García Cinto

    Luis Fernando : Te felicito, lo has clavao como dicen los castizos. Creo que serías también un buen comentarista político.
    El Señor te bendiga y te guarde.

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*