25 de enero de 2017 0 / /

Arma virumque (retrato de mi padre)

Que de todas las fechas de su vida

perdure para siempre en esta hoja

aquélla, que contiene, resumida,

su más honda verdad: con boina roja,

el máuser, el detente y el fulgor

de un sueño ennobleciéndole la cara,

oye acercarse la batalla por

los recios campos de Guadalajara.

Con un trasfondo de ametralladora

se eleva una oración de su alma fuerte.

Llega la prueba ya. Llega la hora

de mirarle a los ojos a la muerte.

Adivino la Eneida en su bolsillo

con un olor a pólvora y tomillo.

Miguel d’Ors

11-XI-91 y 4-11-92

(Visited 337 times, 4 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*