Ir al contenido

Hacia la desmilitarización y desnaturalización de la Guardia Civil

25 de junio de 2020 2 Actualidad

(Ahorainformacion.es) – Desde su fundación por el Duque de Ahumada, la Guardia Civil ha sido siempre un instrumento adaptado a las necesidades del poder. Para eso nació y esa es su razón de ser. Su función es la de imponer con eficacia “el orden y la ley”. Es sabido que una de las primeras misiones del instituto armado fue acabar con los brotes legitimistas, sin embargo es preciso reconocer que la vocación de servir a España y a los españoles, con una entrega ejemplar en la defensa de la vida y la propiedad, por encima de cuestiones políticas partidistas, es una característica muy arraigada en el cuerpo, lo cual dificulta a los partidos su manipulación como policía política. El PSOE se está empleando a fondo, con cambios en la cúpula y en la base, pero no lo tiene fácil. Esta manera de entender el servicio tiene mucho que ver con el carácter militar de sus unidades.

No es extraño que los podemitas hayan pedido la desmilitarización de la Guardia Civil. Para Pablo Iglesias y señora los guardias civiles que ven a diario en Galapagar, dedicados a la defensa de la lujosa propiedad privada de la conocida pareja comunista, no son mas que porteros y porteras. También resulta extremadamente incómodo el cuerpo para los partidos separatistas, para los proetarras en primer lugar pues al fin y al cabo ha sido la Guardia Civil quien a menudo ha llevado el peso -y la peor parte- en la lucha contra el terrorismo. Pero también para los catalanistas anticatalanes pues la Guardia Civil es un recuerdo permanente de la unidad española que rechazan.

Por si esto fuera poco el feminismo y las ideologías aberrosexualistas de moda amenazan también al Instituto armado. Aun no se han atrevido los políticos a pintar sus vehículos con la bandera gay pero todo se andará. Este pasado 16 de junio, el Boletín Oficial de la Guardia Civil publicaba esta norma en relación con el nombramiento de alumnos aspirantes.

“Con el objetivo de equilibrar la presencia de mujeres y hombres dentro de la Institución, se determina que el número de plazas que deberán ser cubiertas por mujeres será al menos del 30%, siempre que se cumplan las condiciones del párrafo siguiente: Se dará preferencia al aspirante mujer sobre al hombre, cuando no se haya alcanzado el porcentaje anterior, siempre que el diferencial de la puntuación obtenida en la Puntuación Final (PF) no sea superior a 0,5 puntos frente al candidato hombre que se viera preterido.”

Juzguen ustedes si se parece en algo esta disposición a esta frase del Duque de Ahumada:  

“servirán más y ofrecerán más garantías de orden cinco mil hombres buenos que quince mil, no malos, sino medianos que fueran.”

(Visited 130 times, 7 visits today)

2 comentarios en “Hacia la desmilitarización y desnaturalización de la Guardia Civil

  1. identicon

    Luís B. de PortoCavallo

    El término “policía” deriva del francés, cuyo origen, en los estados contemporáneos, se encuentra en la represión política y violenta del estado napoleónico para “vigilar y eliminar” opositores, dentro de lo que entonces se denominaba “salud pública” (heredado del “terror” en la revolución francesa).

    Así, las “fuerzas policialesson concebidas por la revolución como organizaciones militares y paramilitares, sometidas a los deseos y órdenes de los gobiernos, a las que se les encomienda el mantener el “orden público interno” mediante el uso de la fuerza y la violencia, lo que les confiere un extraordinario poder, por lo que, en todas partes, se ven involucradas en corrupción, bajo un código de silencio e incondicional “lealtad” y “obediencia debida”.

    A pesar de lo que la propaganda liberal ha extendido, y el común cree, la GC NO fue fundada por el duque de Ahumada, sino que fue creada por el entonces presidente del consejo de ministros, Luis González Bravo y López de Arjona (miembro de la masonería y del carbonarismo italiano), bajo el auspicio del “Espadón de Loja” (Narváez), que deseaban crear una fuerza a imitación de la revolucionaria Gendarmerie Nationale Française (como se crearon tambien los Carabinieri en 1814, para desarrollar un importante papel en la historia revolucionaria de la unificación de Italia), como cuerpo militar para control y represión de la población civil (más barato que el mantenimiento de ejercitos en las distintas poblaciones), que se le encargará al senador vitalicio, ex alcalde de Madrid, nombrado ministro de la gobernación, el masón, José Justiniani Ramírez de Arellano, marqués de Peñaflorida, bajo el control del ministro de la guerra Manuel de Mazarredo.
    [Gaceta de Madrid; Numero 3486. DOMINGO 31 DE MARZO DE 1844. MINISTERIO DE LA GOBERNACION DE LA PENINSULA.
    Madrid 28 de Marzo de 1844.=Señora.=A L. R. P. de V. M.=Luis Gonzalez Bravo=Luis Mayans.=Manuel de Mazarredo.=Juan José García Carrasco.=José Filiberto Portillo.=El marques de Peñaflorida.
    RD de 28 de marzo de 1844. Refrendado=Marques de Peñaflorida].

    Ramón María Narváez impone, como primer jefe militar, para lo que es ascendido a Inspector General Militar, a su pupilo, senador entre 1844 y 1846 y masón, que tomó parte, a sus órdenes, en las crueles represiones contra los partidarios carlistas, en Castilla y Andalucía, a Francisco Javier Girón y Ezpeleta, V marqués de las Amarillas (hijo del I duque de Ahumada).
    Una de las condiciones sine qua non para formar parte de este cuerpo militar represivo era ser veterano de los ejercitos liberales licenciados de las guerras carlistas.

    Ni que decir tiene que, en sí mismo, es escandaloso una fuerza militar (“una chica para todo“) para la represión de los civiles, de forma arbitraria y en todos los ámbitos, a la cual, desde su creación, se le ha tenido que ir haciendo un necesario y constante “lavado de cara”.

    Pues sí, y es una muy personal opinión, pero creo que debería ser disuelta … y sin honores, pues lo único que puede decirse es que ha sido, y es, “perro fiel” de su amo, sin importar quién, ni cómo, ni los medios a utilizar, fueran estos legítimos o no.

    Responder
    1. zuma

      Elaborada respuesta Luis.
      Hubo casos de carlistas que ingresaron en la G Civil y al contrario.

      Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias