Ir al contenido

Política: Rivera veta al PSOE, Casado desprecia a los pro-vida, AVANZA desaparece, Mark Rutte y Trump, “top manta” en Barcelona…

Albert Rivera, durante la sesión de control al Gobierno del pasado 12 de septiembre en el Congreso | EFE

Como cada martes, Ahora Información cumple su compromiso de informarles sobre los aspectos más relevantes de la actualidad política tanto a nivel nacional como internacional.

Antes de exponer nuestra habitual selección de noticias comentadas, compartimos con ustedes esta atinada crítica del intelectual austriaco Erik von Kuehnelt-Leddihn (simpatizante del tradicionalismo hispano) sobre el expansivo poder del Estado moderno:

El Estado tiene una tendencia “anexionista” hacia la centralización y el desarrollo de un rol proveedor. Debemos mantener el principio de subsidiariedad. La acción debe de tomarse siempre por la unidad más pequeña posible, empezando con la persona. Lo que tenemos ahora es un gobierno máximo de la más ínfima calidad; lo que necesitamos es un gobierno mínimo del orden más elevado.

 

La Ejecutiva de Ciudadanos ratifica el veto a Sánchez y al PSOE (ABC)

Ayer, lunes día 18, el Comité Ejecutivo de Ciudadanos (C’s), en una reunión que tuvo lugar en la sede nacional del partido, ha adoptado, por unanimidad, la decisión de rechazar cualquier tipo de pacto post-electoral con Pedro Sánchez, pero también con el PSOE. Con ello se puede inferir que esa negativa se extendería a todas las delegaciones de la formación naranja en España.

El secretario general, José Manuel Villegas, no ha dado lugar a la interpretación y ha dejado claro que «C’s no va a pactar con el PSOE ni con Pedro Sánchez para formar un futuro gobierno». «Estamos siendo claros: ni con el PSOE ni con Sánchez», ha insistido, dejando claro que alcanzar acuerdos con quien ha tenido como socios a “quienes han dado un golpe de Estado” no es una opción para su partido.

Todos estos movimientos permiten corroborar -hasta donde sea que llegue la fiabilidad de las promesas de un partido político- que habrá acuerdos de gobernabilidad que incluyan a PP, C’s y VOX tanto a nivel nacional como en muchas regiones y consistorios municipales. Para la gente que está ya muy cansada de los políticos y pasa de todas estas monsergas (de cara al 28 de abril y el 26 de mayo) compartimos esta reflexión de nuestro director y presidente de la Comunión, Javier Garisoain:

Ahora que se va, o que se está yendo otra vez, según parece, ese robot vanidoso llamado Pedro Sánchez, aprendamos algo de ese gran hombre: Aprendamos al menos lo que no hay que hacer.

He dicho “campañas electorales” y no “elecciones” a propósito. Una elección es un método como otro cualquiera para asignar el poder que nunca viene de la fuerza de la masa porque siempre “viene de lo alto”. Los papas de Roma, por ejemplo, son elegidos sin campaña electoral. Y lo mismo pasa con todos aquellos cargos que exigen un trabajo altruista y poco lucimiento personal: los delegados de clase, los presidentes de las comunidades de vecinos…

La elección por sorteo, o por pura rotación, tampoco suele ser mal sistema cuando hay que elegir entre iguales.

El problema está en las campañas electorales, porque las vemos como un desatino inevitable cuando en realidad todos sabemos lo que conllevan: promesas electorales, donaciones interesadas, adquisición de compromisos ocultos, negación partidista de lo bueno que pueda tener el adversario, publicidad engañosa…

No existen en este mundo gobernantes perfectos. Hasta el rey Salomón acabó mal. Lo que existen son gobiernos mejores o peores. ¿Y saben cuál ha sido el mejor gobierno de los últimos 40 años en España? Sin duda alguna, el que hubo durante los primeros meses del año 2016, la XI legislatura. Fueron 111 días de gobierno en funciones en los que los candidatos electos hubieron de dejar el gobierno, de hecho, en manos de los funcionarios.

 

Pablo Casado promete al PP olvidarse del aborto y moderar su discurso (El Mundo)

El presidente del PP, Pablo Casado, junto al senador Ignacio Cosidó | A. ÁLVAREZ | EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

De cara a los comicios generales del próximo 28 de abril el PP, que se jacta de haber conseguido que Pedro Sánchez se haya visto abocado a adelantar elecciones, insiste en que ellos son centristas y moderados y que quieren dar una imagen “institucional y tranquila”. No citamos declaraciones de figuras típicamente progres como Feijóo o Monago, sino del seno del casadismo.

Dícese que Pablo Casado ahora piensa que ha errado al insultar reiteradamente al presidente del Gobierno -«felón», «traidor», «ilegítimo», «okupa»- y al traer al primer plano del debate la reforma de la legislación del aborto (que no iba en la línea del “aborto cero”, sino en “recuperar el coladero” del 85″). Pero siempre habrá quienes sigan creyendo en el malminorismo. A estos les recomendaremos este apunte del articulista Manuel Morillo:

La política católica es una rama particular de la moral. […] El axioma inicial de toda ética es “hacer el bien y evitar el mal”. Así pues, cuando se trata de un mal, lo que habría de probarse es la licitud en algún caso de obrarlo sin culpa –que nunca sin daño–, y no la ausencia de obligación de cometerlo. Sin embargo, la pregunta de nuestro título se corresponde fielmente al planteamiento de demasiados católicos españoles que han llegado a identificar opción política católica con el mal menor. Sin lugar a dudas en la práctica, y muchos incluso en la teoría.

 

El partido AVANZA se disuelve (Comunicado oficial del partido)

Benigno Blanco, en Madrid, durante la presentación del Proyecto AVANZA | ABC

La formación democristiana y europeísta AVANZA, presentada en 2017 por Benigno Blanco, ex-pepero y ex-presidente del Foro de la Familia, que llegó a contar con figuras como la periodista balear Gari Durán (vinculada a la Fundación Valores y Sociedad) y el ex diputado del PP por Cantabria Javier Puente, se ha disuelto. A continuación exponemos este comunicado oficial que emitió su presidente, Antonio Torres:

Desde que pusimos en marcha el Proyecto Avanza han tenido lugar acontecimientos políticos muy importantes que afectan especialmente al espacio social y electoral en el que nosotros mismos nos situamos. Las razones que nos impulsaban, y que expusimos en nuestros documentos y en nuestras intervenciones públicas, deben ser revisadas a la luz, al menos, de tres hechos. En primer lugar, el éxito de una moción de censura que no solo ha desplazado del Gobierno a un Ejecutivo y a un presidente, sino que ha desencadenado un proceso de cambio en el seno del Partido Popular con el que no se podía contar. En segundo lugar, la formación de un Gobierno socialista radicalizado por su propia agenda y también por la red de apoyos parlamentarios sobre la que se sostiene, pero ahora más fuerte en intención de voto. Y, finalmente, la irrupción de VOX como nueva fuerza política en la derecha que ha obtenido un notable respaldo en las recientes elecciones andaluzas y que, atendiendo a las proyecciones de voto más fiables, obtendrá resultados parecidos en las próximas convocatorias a costa de Ciudadanos y del PP.

Pueden sumarse a ellos los muy recientes conflictos que sacuden el espacio político de la izquierda más dura, y, por supuesto, todo lo que está aconteciendo en Cataluña.

La suma de estos acontecimientos dibuja un país con un escenario político más polarizado, más fragmentado y más competitivo que hace un año. Y también un país sometido a desafíos más graves y más urgentes. En todo caso, con un centro-derecha distinto, aparentemente más amplio si se incluye en él a Ciudadanos (algo que cada día parece más forzado), con más opciones de voto y en el que la necesidad de un nuevo partido de las características de Avanza no se puede ver con la misma claridad que en el momento de su fundación.

En estas circunstancias parece razonable invitar a todos los que han tomado parte en la concepción y en el desarrollo del Proyecto Avanza a reflexionar sobre la mejor manera de promover hoy los mismos valores y las mismas políticas que forman parte de nuestro ideario: 1.) Construir una democracia abierta a todos los ciudadanos; 2.) Favorecer una sociedad más fuerte, no sometida arbitrariamente a los poderes públicos ni ahogada por medidas económicas y fiscales confiscatorias; 3.) Desencadenar la fuerza creadora de la libertad; 4.) Proteger a la familia; 5.) Proteger la vida; 6.) Confiar en el reformismo frente a la dureza ideológica de las corrientes revolucionarias y del conservadurismo particularista; 7.) Defender la nación española y el europeísmo activo; 8.) Combatir todo tipo de discriminación, la pobreza, la banalización de la muerte, la violencia ejercida contra mujeres y la degradación del inmigrante; 9.) Regenerar la política y el conjunto de la sociedad; 10.) Superar el encasillamiento y las divisiones tajantes entre izquierda y derecha; 11.) Promover la economía abierta como mejor camino para el progreso en libertad; 12.) Equilibrar derechos y obligaciones, recuperar a la persona, su responsabilidad y sus derechos, como centro de lo político; 13.) Abrirse decididamente a la globalización y a la revolución tecnológica y reflexionar para obtener de ellas el mayor provecho para el mayor número de personas; 14.) Reivindicar y proteger la tradición humanista occidental; y 15.) Buscar el acuerdo y el pacto con quienes piensan de forma diferente, rechazando el sectarismo, como mejor camino para la obtención de beneficios públicos.

Corresponde a cada uno de nosotros la tarea de encontrar el mejor modo de dar continuidad a estos propósitos. Pero creo, sinceramente, que perseverar en el Proyecto Avanza tal y como se ha venido haciendo desde su inicio no es en absoluto la respuesta adecuada. No solo porque las posibilidades de éxito sean hoy objetivamente escasas, sino porque inducir nuevas fracturas y divisiones es exactamente lo contrario de lo que necesita España en este momento y es también lo contrario de lo que siempre hemos deseado para nuestro país.

En consecuencia, atendiendo al ideario que hicimos público en su momento y atendiendo también al nuevo escenario político español, exactamente por las mismas razones por las que en su momento propuse la creación de Avanza propongo ahora su “congelación” sine die.

Creo que cualquiera que en su día atendiera la llamada del Proyecto Avanza entenderá y atenderá hoy sin dudarlo, y como le dicte su conciencia, esta nueva llamada a unir y a favorecer mayorías capaces de acercar tanto como sea posible los objetivos que siempre nos han guiado. Estoy convencido de que la semilla que hemos hecho germinar durante este tiempo en forma de compromiso y de entrega generosa, dará frutos abundantes allí donde cada uno decida arraigarla. 

Esta decisión viene a corroborar la volatilidad de algunos partidos políticos cuya existencia se asemeja a la de las setas en la medida en la que ha desaparecido sin dejar ningún rastro. El auge de VOX y la proclamación de Pablo Casado como presidente del PP parecen no haberles dejado hueco dentro del segmento de electorado que podría haber confiado en ellos.

 

Mark Rutte: “Basta ya de quejarse de Trump, Europa tiene que trabajar con él” (EL PAÍS)

Mark Rutte, Primer Ministro neerlandés | Imagen tomada de Euronews

En una comparecencia cerrada con cinco medios de prensa, el Primer Ministro holandés, el liberal Mark Rutte, ha reconocido que la Unión Europea debe adaptarse a la “nueva realidad internacional”, marcada por el auge de China, a considerar como una potencia económica, y el trumpismo, al mando de otro de los países del Primer Mundo con mayor peso estratégico.

En relación a la defensa militar comunitaria y la OTAN, ha coincidido con el mandatario norteamericano en la injusticia que supone que sean los Estados Unidos los que más destinen al “fondo común” de la alianza previamente mencionada, mientras que no pocos países europeos apenas han subido el gasto en defensa al 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

 

Colau intenta desalojar el top manta a tres meses de las elecciones (e-Notícies)

Turistas pasean entre puestos de “top manta”, en Barcelona | EFE

Ayer lunes, por la mañana, un dispositivo conjunto formado por los Mozos de Escuadra y la Guardia Urbana, con la colaboración de los vigilantes de seguridad de Renfe y el metro barcelonés, desplegó un dispositivo con el fin de prevenir la instalación de puestos de top manta en la Ciudad Condal. Sorprendentemente, el consistorio barcelonés, regido por la “okupa” comunista Ada Colau, respaldó la campaña policial.

Colau siempre ha sido fervorosa partidaria de esta modalidad de comercio ambulante cuyos “trabajadores” son inmigrantes del Norte de África. Mientras, el resto de barceloneses tiene que sufrir en el desarrollo de cualquier actividad emprendedora tasas, regulaciones y una exagerada presión fiscal. La conclusión: “huele a elecciones”…

Material recomendado

En esta ocasión, compartimos con ustedes los siguientes contenidos:

(Visited 118 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias