Ir al contenido

¿Verán los chilenos como ocurre los mismo que en España con el aborto y el matrimonio homosexual?

Kast (izquierda), tendrá que decidir si aceptar la ambigüedad de Piñera, y apoyarle como candidato en segunda vuelta – FOTO: ACTUALL

La democracia chilena está a punto de constituirse a semejanza de los regímenes europeos. A semejanza de España, un país con una legislación que protegía la vida desde la concepción, el matrimonio, la familia y la libertad de educación de los padres, con el Gobierno de Michelle Bachelet perdió esa impronta pro-vida. Quizás también, si gana la derecha, mantengan ese atentado contra el no-nacido y las familias.

Se han celebrado las primarias en Chile y ha ganado Sebastián Piñera con el 36% de los votos, lejos de la mayoría del 50% requerida para ser elegido en primera vuelta. Piñera es representante de la derecha democristiana y, por tanto, no está comprometido en revertir completamente los retrocesos sociales en materia de vida y familia, aún estando a tiempo. El único representante abiertamente provida y profamilia es José Antonio Kast y sólo ha obtenido el 7,9% de los sufragios. La democristiana Carolina Goic, que encabeza Convergencia Democrática, llegó al 5,9%.

Los chilenos volverán a votar en diciembre para elegir a su Presidente de la República. La izquierda chilena es muy probable que se alinee con Alejandro Gillier, representante del partido Nueva Mayoría (NM), que ha conseguido el 22% de los votos. Beatriz Sánchez consiguió un 20% de los votos en su coalición de izquierdas, y probablemente apoyará a Gillier.  Quizás obtengan una mayoría en segunda vuelta o quizás sean las supuestas derechas las que se alineen con Piñera de manera más eficaz.

¿Qué harán los chilenos católicos para recuperar la legalidad provida? Lo que es seguro es que la opción de Piñera no es buena, porque no se compromete con la vida y la familia tal y como debería hacerlo. En campaña electoral no ha dicho que vaya a revocar la ley del aborto. Ha dicho que no aceptará el “matrimonio igualitario” pero que está dispuesto a mejorar el Acuerdo de Unión Civil de Homosexuales. Es ambigua y los españoles ya sabemos que ocurre cuando un partido supuestamente de derechas tiene ese discurso. Es muy fácil que se constituya una derecha continuista que no cambie nada una vez que llegue al Gobierno. Votar o no votar. Esa es la cuestión.

MÁS INFORMACIÓN: INFOCATÓLICA

(Visited 48 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias