30 de enero de 2020 / / /

Una píldora de los llamados libertarios

Por Daniel Marín

He aquí una píldora de lo que defienden y quiénes defienden a los libertarios de la Escuela Austriaca:

Mi comentario hacia esos católicos liberales es claro:

Sigan promocionando a los mismos autores y el mismo hedor de la liberal-libertaria Escuela Austriaca de “Economía” que en el fondo promocionan a los que luego llamáis vuestros enemigos.

Los libertarios y liberales que os hacéis pasar por católicos, al final acabáis siendo un instrumento más del demonio y sus lacayos, pero con el agravante de hacer pasar desapercibida la iniquidad por el barniz cristiano con que la aplicáis.

El Papa beato Pío IX ya avisó que vuestra postura era de fondo más nociva que la de los enemigos declarados.

Convertíos y abandonad la iniquidad liberal y libertaria, o por lo menos sed coherentes y dejad de colgar el título de cristianos.

 

“El ‘liberalismo’ católico es un pie en la verdad y un pie en el error; un pie en la Iglesia y un pie en el siglo, un pie conmigo y un pie con mis enemigos…
Lo que aflige a vuestro país y le impide merecer las bendiciones del Cielo, es la confusión de los principios. Diré la palabra y no la callaré: lo que más temo para vosotros no son esos miserables de la Comuna, verdaderos demonios escapados del infierno, es el liberalismo católico, ese sistema fatal que siempre sueña en conciliar dos cosas imposibles: la Iglesia y la Revolución. Lo he condenado ya, pero lo condenaría cuarenta veces más si fuera necesario. Sí, vuelvo a decirlo por el amor que os tengo; sí, ese juego de equilibrio es el que puede acabar por destruir la religión entre vosotros”
Beato Pío IX. Año 1871  

(Visited 269 times, 1 visits today)