Seguir el blog (Follow.it)

14 de mayo de 2024 3

¿Qué significan las pasadas elecciones autonómicas en Cataluña 2024?

(Por José Fermín Garralda)-

I- El hecho es que las pasadas elecciones en Cataluña significan la abstención, que la gente “pasa” cuando todo se hunde, la falta de representatividad de los intereses sociales, un suspenso para los políticos, y que podemos recelar del recuento de votos.

Hemos salido de las elecciones autonómicas en Cataluña del domingo 12 de mayo. Unas más. Poco o nada esperábamos de ellas, sino el mantenimiento de nuestros males, del mentiroso sistema, y la ingobernabilidad política, contraria a los intereses de los catalanes y -por extensión en la piel de toro- del resto de los españoles. 

II- En primer lugar, sabemos que uno de los principales males del sistema político liberal es no representar de veras los intereses sociales, pero, de buscar algo más específico, ¿qué significan las pasadas elecciones?

La falta de representatividad se vincula a la gran desorientación en los votantes, pues han cambiado mucho sus votos respecto 2021, y a la elevada abstención, aunque ésta haya bajado 6 puntos.  

¿Qué decir de la desorientación del votante, que tantísimo ha cambiado el voto respecto a 2021?: si damos por bueno el cómputo oficial -con un recuento no realizado-, asistimos a la gran subida del PP (+ 12) y del triunfador PSOE-PSC (27’96% de los escaños; +9 respecto a 2021); el bajonazo de ERC (- 13), la subidita de Junts (+3), la bajadita de Comuns-Sumar (- 2), y el bajón de la CUP (- 5), la desaparición de la novedad de Ciudadanos (- 6, otrora en expansión y, partiendo de cero, como que se comía el mundo), y la aparición de Aliança Catalana (+ 2, ya en Cataluña hay de todo a semejanza del resto de España). Vox mantiene sus 11 escaños pero, a pesar de la persecución partitocrática e institucional, sube en votos hasta llegar a un cuarto de millón de votantes. Con esto no pretendo decir que estas cifras reflejen necesariamente los votos de las urnas, porque ya sabe Vd. que no hay recuento…

¿Qué decir de la abstención, situada en el 42’1% del censo? Pues que, si es real, es exagerada, muy elevada, de las más bajas en nuestra democracia liberal-socialista. 

La participación del 57’92% es mayor que el 51’29% de 2021, pero como ésta última la motivaron las restricciones para evitar contagios durante la  pandemia del Covid, resulta que en circunstancias normales, la abstención sería parecida en ambas fechas.

Lo más llamativo es que, ante los grandes males que sufrimos en todos los sentidos, y una situación extremadamente crítica  y de supervivencia, la abstención haya llegado al 42’1% del censo. Está claro que el electorado no se ha lanzado a participar en las elecciones, de modo que ningún político -un suspenso para todos ellos- ha sido capaz de catapultar la conciencia participativa de la sociedad, al parecer porque ésta quiere “otra cosa” y no la encuentra, ahogada por la partitocracia y lo que denominan el sistema¡Cualquiera dice algo políticamente incorrecto de veras! ¿Por qué ningún político, absolutamente ninguno, satisface ni por mal menor a dicho 42’1% del censo? Por lo que hablan, ésto no importa nada a los políticos, aunque les exigiría removerse en sus sillones. ¿Por qué ni Sánchez, ni Junts, ni el Sr. Feijóo… no se plantean la existencia de tal abstención, que debiera avergonzarles lo mismo que a los mantenedores del sistema?

La mencionada desorientación del votante y la elevada abstención, hacen inútil la variadísima gradación del espectro partitocrático, porque todos están dentro del mismo juego. 

Nuestra conclusión es que, en medio de una crisis tan enorme, la exagerada abstención refleja:

  1. sufrir el arrastre de una política fatal durante décadas, 
  2. que los políticos olvidan los temas principales y magnifican los secundarios, 
  3. que sólo hay diferencias de grado en el desarrollo del sistema liberal-socialista que todos aceptan, sistema inclinado per se hacia la disolución social y personal, 
  4. la falta de respeto público, tergiversando con maledicencias -prácticas nada democráticas de los dizque demócratas-, los grandes ideales necesarios como son la presencia de la religión católica en el ámbito socio-político, la vida humana, el matrimonio, la familia, la educación, el respeto a la propiedad privada -individual, comunal y social-, el apoyo a los negocios, las instituciones sociales, el principio de subsidiariedad, los Fueros en el derecho privado y público, la solidaridad entre todos los ayuntamientos y países, la unidad de España en la pluralidad,  y la existencia de la nación y patria española,
  5. la falta de instituciones verdaderamente sociales con proyección política, 
  6. suprimir el mandato imperativo y juicio de residencia, 
  7. la corrupción generalizada, 
  8. y la guerra que las instituciones públicas hacen a los mayores bienes de los buenos catalanes de siempre.

Añadamos que hay abstenciones debidas a considerar que todo esto es una enorme manipulación, y que los resultados electorales están dados de antemano. Desgraciadamente, no creo que hoy por hoy muchos piensen así, porque los cum laude se dan con cuentagotas. 

III- En segundo lugar, voy a sincerarme. Los resultados de 2024, tan distintos a las elecciones anteriores, me parecen algo anormales debido a la enorme subida de escaños del PSOE (¿será por la amnistía anticonstitucional o un trasvase calculado de ERC?) y del PP (¿será por el fin de Ciudadanos, de tan  sospechoso nacimiento?). Así, ambos contentos. Sobre todo lo estarán Sánchez y el PSOE, que han recibido -sin merecerlo- un balón de oxígeno con una “victoria” electoral, pírrica como todas. Buenos apoyos tienen ambos, sin duda.

La pregunta es si los resultados electorales se pergeñan  previamente  para dirigir la situación política por uno u otro derrotero. ¿Antes tocó la vez al secesionismo disolvente y brutal por golpista, ladrón y terrorista… (y que con Sánchez todo queda amnistiado), y ahora al secesionismo moderado… de la mano del propio Sánchez con un PSOE federalista? ¿Este es el premio recibido desde fuera de España por Sánchez y el golpismo, y es marcar el camino a seguir, con una amnistía inconstitucional pero que da igual? Mayor disolución no es posible: lo que no sabemos es si ésta es peor que el separatismo, aunque ciertamente todo está en el mismo juego de la plutocracia capitalista internacional. 

IV. Para terminar, éstas elecciones significan que Sánchez lo está haciendo muy bien -conocemos a sus amos-, y que el Principado de Cataluña, dominado por un régimen tiránico y disolvente, es lugar del gran ensayo de lo que se quiere que ocurra en el territorio español, la nación española, patria de todos. La disolución es el gran ensayo de la Agenda 2030.

Significan que pesar de los notables cambios en la composición del parlamento en Cataluña, los problemas reales no se van a  solucionar, sino que van a seguir los encontronazos y habrá “más de lo mismo”. En efecto, la causa principal de los problemas es el propio sistema, y convertir la política en un juguete de los grandes partidos y los amos que velan por ellos en la sombra. Si a los españoles nos dejasen en paz, seríamos de nuevo la admiración del mundo, con muchos hermanos catalanes a la cabeza. 

Por un lado y para empezar, pido que se recuenten de veras los votos, que no se den los resultados definitivos tan pronto, y que los partidos dejen de repartirse el poder. Sí que es mucho pedir. 

Pero sobre todo suplico a los carlistas o tradicionalistas que mantengan su personalidad, y continúen sus trabajos con el mismo afán que hasta ahora han mostrado, sin dejarse cautivar por voces de sirena. ¿Por qué? pues porque todo sigue igual. A seguir, porque hoy más que nunca estamos en el Campo del Honor.

 

(Visited 77 times, 18 visits today)

3 comentarios en “¿Qué significan las pasadas elecciones autonómicas en Cataluña 2024?

  1. I. Caballero

    Muy estimado correligionario Sr. Garralda:
    TODOS, absolutamente TODOS los resultados de las elecciones en nuestra Patria son desvirtuados, manipulados, de manera que NO podemos analizarlos.
    Las encuestas, TODO se manipula y lo peor es que TODOS los partidos lo saben y lo aceptan….
    …. una enorme tomadura de pelo que NO merece ni siquiera comentarla ya que caemos en la estafa colosal.
    NO es normal que NINGUNO de los “partidos” haya impugnado NINGUNA de las elecciones desde hace por lo menos TRES DECENIOS…. TODOS, repito, ABSOLUTAMENTE TODOS se compinchan para RATIFICAR la farsa y la estafa.
    Solo pido NO VOTAR, NO PARTICIPAR.
    Y el dato IMPORTANTE es la ABSTENCION que, también la MANIPULAN…
    Repito, NO votéis NUNCA, NUNCA es NUNCA, por favor
    Viva Cristo Rey
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

    Responder
  2. identicon

    José Fermín Garralda

    Muchas gracias, amigo mío.
    He añadido: Pero como dice un amigo interviniente: los hay que pueden abstenerse porque consideran que todo esto es una enorme manipulación. Desgraciadamente, no creo que estos sean muchos en número porque los cum laude se dan con cuentagotas. 
    Sí, cum laude.

    Responder
    1. I. Caballero

      Le agradezco su contra-comentario, querido amigo y correligionario.
      Vivo en Bélgica desce mucho tiempo y sigo las elecciones francesas por la proximidad a la frontera y que mi lengua materna es el francés.
      En las elecciones presidenciales del 2023, todos los pueblos fronterizos votaron la extrema derecha de Marine LePen ( 85% frente al MCCron, 15% ). Los diarios achacaron la victoria de MCCron porque los pueblos con pocos habitantes votan a las derechas y las grandes ciudades, diferente, es decir la izquierda a MCCron…. burda excusa para justificar la estafa colosal de la compra de la Sra. LePen por el MM….
      Cheque mediante, se dice, de 700 millones de euros…
      Esta es la democracia…. y me consta que es real…. puede variar la cifra, pero la “esencia” es la misma.
      Un abrazo muy fuerte
      Viva Cristo Ret
      DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

      Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*