21 de septiembre de 2020 4

¿Qué nos dicen que podemos hacer?

Por José Fermín Garralda

(Texto redactado antes de saber lo que ha dicho Su Excia. Mons. Osoro sobre el Valle de Los Caídos)

Ante la acometida que está sufriendo el Valle de los Caídos, cementerio y panteón, monasterio y basílica, presidido todo ello por la Santa Cruz, imponente y  que acoge a todos rasgando el cielo azul hacia la eternidad, sólo tenemos palabras de admiración por la buenísima obra hecha ayer, y de rechazo hacia el odio y la revancha, y la barbarie Talibán de los atrevidos de  hoy.

Todo se ha ido preparando para que lo que podamos hacer sea…: nada. ¿Es esta “nada” verdad?

La cara ajada y amarga de la viceministra Calvo, que siempre transmite tristes noticias, muestra de nuevo que los talibanes occidentales han entrado definitivamente en acción.

Nuestros educadores nos avisaron hace más de 40 años qué iba a ocurrir. Y ha ocurrido. Pero se quedaron cortos respecto a la profundidad, al radio de acción y su rapidez. Aún y todo, tenían mucha razón y nos encomendamos a ellos. 

¿Cómo se ha llegado a esto, a la acometida que está sufriendo el Valle de los Caídos? Las cosas han ido en cadena. Primero, la verdadera tradición de España y los tradicionalistas que la mantenían, fue perseguida por los católico-liberales de un católico Régimen -otra cosa es la representatividad de “su” democracia orgánica-.

Luego, en 1976, arrancaron la Cruz de los despachos oficiales: ¿se acuerdan del difunto presidente de las Cortes Sr. Hernández Gil? –tempus fugit-. Dios encarnado fue expulsado de la Constitución de 1978, y se abandonó como “antidemocrático” -siempre la manipulación de las palabras, modas y reflejos- el reconocimiento expreso de la verdadera religión, la católica, en los poderes civiles de eso que llaman Estado: ¿se acuerdan de don Aldolfo y sus auxiliares nacionales e internacionales? Este fue el gran engaño y la gran mentira sobe Dios y la verdad católica en el que gran parte de los políticos y buena parte del alto clero cayó y nos hizo caer.  También se dijo que con la izquierda la Iglesia iba a vivir mejor: ¿se acuerdan de esa gran inteligencia que fue Mons. Tarancón?

Se dejó hacer todo y se dejó pasar todo –pero siempre al mal y los malvados-, lema básico del liberalismo más puro y vulgar, con el falso pretexto clerical de que al mal se le ahoga con abundancia de bien: por lo visto no se enteraban qué es vivir en sociedad, la necesidad del “no todo vale”, ni lo inadecuado que es extrapolar el trato personal dejando libre el camino a los lobos que acosan al rebaño… De hecho se fue silenciando la verdad y enalteciendo cada vez más el error, lo que ha provocado el silencioso abandono de la Iglesia por muchos. ¿De qué se extrañan ahora? Dios quiera que ese abandono no se prolongue por los silencios clericales de hoy. Cuando se ve dejación en lo sagrado… la gente deja de creer en ello.  Pues bien, ha llegado el momento que, precisamente ahora, no se deje hacer al bien, y no se deje a éste pasar ni una, e incluso que se le persiga desde el poder civil, queriendo destruir -y destruyendo- a lo talibán monumentos memorables y hasta santos, a veces con indignos silencios, entreguismos y colaboraciones. 

¿Qué mentira humana apoyó la mentira sobre Dios y la verdad católica? Hablaron de representación política en 1976 (lo carlistas la habían exigido mucho antes y se la jugaron ante el partido único mientras los demás vivían felices), pero hemos ido cayendo originaria y rápidamente en una cada vez mayor  falta de representación y en una total falta de medios públicos para frenar cualquier aberración del pomposamente llamado Ejecutivo. Hablaron de vida social, y ésta se ha ido laminando desde la partitocracia, acabando con casi todas las instituciones libres, con función social y no subvencionadas. Hoy, cinco atrevidos, y dos que dejan hacer casi todo (¿se acuerdan del don Mariano que fue, cuya letrada profesión no tenía por qué convertirle en un buen político por muy burdos que fuesen sus contrarios?), sustituyen a toda la nación, declarada repetidamente soberana porque precisamente con la partitocracia no iba a serlo.

El Liberalismo nos ha traído rápidamente el socialismo no democrático -si es que fué democrático alguna vez-. Y ahora, ¿qué dicen unos y otros, nuestros próceres civiles y hasta eclesiásticos, ante la secularización o laicismo, la persecución religiosa y la actual falta de representación? Cada vez recuerdo con más gozo a los OCHO señores obispos que cantaron las cuarenta al proyecto constitucional en el tema religioso y moral, pues quienes se presentaron o presentan como liberales hasta las cachas, empedernidos, nos han perdido a todos. ¿Cómo su empalagoso y buenista bla bla bla de ayer va a sacarnos del totalitarismo y persecución actual? ¿Cómo unos presumidos tan sabios van a defendernos, idear algo o apoyarnos para salir del hoyo cuando el poder civil nos ahoga y sepulta con sus continuas aberraciones? Sepan que los malos y buenos no actúan igual en las mismas circunstancias. Sepan también el error de levantar tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias. Y sepan la tontuna de enmascarar todo con una sutil inteligencia de salón. ¿Niegan la validez de Syllabus de Pío IX? Pues no se precien de doctores ni de buenos guías. Porque, ¿no es verdad que la libertad de todos a todo sin excepción alguna “conduzcan con mayor facilitad a los pueblos a la corrupción de las costumbres y de las inteligencias y propaguen la peste del indiferentismo”? (Prop. 79). ¿Y luego queremos una segunda evangelización, que se está viendo que empezará desde las catacumbas a las que bien conducidos casi hemos llegado? 

Ante la acometida que está sufriendo el Valle de los Caídos, quizás queramos hacernos perdonar por unos dictadores sin Dios y sin Patria, cuyo único dios son ellos mismos en su vanidad y ocurrencias, buenos sueldos y buena vida, odios y revanchas. Quizás busquemos ser simpáticos, doblegándonos -es un ejemplo- con el seguidismo separatista, con el cierre de templos, con la suspensión de procesiones, soportando el ser ciudadanos de segunda o tercera categoría ante las medidas de aforos y reparto de dádivas y auxilios que nunca llegan… ¿Se acuerdan cuando, con ocasión de Educación para la Ciudadanía, muchas escuelas, colegios e institutos católicos dejaron -muy “amables” pero también muy cobardes- que los padres de familia les defendiesen, aunque todos quedaban humillados y rebajados a ciudadanos de tercera, ellos que se enorgullecían de ser ciudadanos de primera y hasta del grupo de los selectos?

Ante la acometida que está sufriendo el Valle de los Caídos, ¿qué medios de resistencia a la opresión nos desvelan que tengamos a mano, aquellos padres de la patria de ayer en 1978, que aún queden vivitos o coleando? ¿Votar a no se sabe quién, y cuando Talibán haya consumado su más que barrabasada? ¿Es que don Mariano cumplió con sus promesas una vez que ganó con mayoría absoluta, y luego ganó otra vez, para después ser defenestrado por su indolencia y la corrupción dentro del PP? Dicen que vayamos a los tribunales de Justicia con medidas cautelares? Dicen que nos refugiemos en la Constitución que el actual Gobierno ha jurado respetar, cumplir y hacer cumplir, y que él mismo quiebra y obliga a quebrar a las fuerzas de Seguridad del Estado como la Guardia Civil. Dicen que acudamos a los medios de comunicación públicos controlados por el Gobierno de los barrabases. ¿Repicar campanas en los medios de comunicación privados, que otros malotes compran porque poderoso caballero es don dinero? ¿Qué han hecho hasta ahora y qué han sembrado los medios de comunicación eclesiales?  Dígannos qué hacer, que lo haremos. ¿Firmas y más firmas para que no hagan ni caso? ¿Opiniones y más opiniones?

El “piadoso” Carlos III comenzó la expulsión del clero (los jesuitas), luego los liberales le imitaron, también lo hizo la IIª República que iba a venir “de la mano de los obispos” (Alcalá Zamora y Maura), y ahora a ver a quién le toca, porque nos tememos que mañana será a todos. Tiempo al tiempo. Como en la China comunista, ¿nos deberemos hacer del “partido patriótico”?

No quiero descorazonar, que muchos ya lo están, sino pedir, exigir a nuestros próceres civiles y sobre todo eclesiásticos por las responsabilidades que contrajeron ayer, que nos digan qué hacer en la actual situación. Ellos metieron la pata hasta adentro, pues que la saquen. ¿Qué es difícil? Pues que espabilen. Y que no nos pidan la “equis” en “la casilla”. Ya saben que el error produce daño, muchas veces enorme e irreparable. Ojalá ahora nos den lo mejor de ellos. (Pues no, la declaración inmisericorde de Mons. Osoro nos ha descorazonado).

Aquí sólo va a ser posible una cosa: la desobediencia civil en todos los órdenes sociales, la que don Gregorio Peces-Barba (de muy católico pasó a ser muy del PSOE y sectario a más no poder) dijo que harían para defender la asignatura de educación para la Ciudadanía. Pues venga.

El origen de todos los males ya por sí mismos ya sobre todo en España, ha sido la expulsión de la misma Constitución -y expulsado casi en silencio- del Dios encarnado. Silencio tras silencio, la situación ha devenido en  el gravísimo silencio ante los más de 25.000 ancianos abandonados y fallecidos por el covid-19 en las residencias este 2020, por lo que sólo nos merecemos ser perseguidos también en silencio.

¿Dónde están los responsables de lo que ocurre? ¿Ubi sunt? Nos referimos a los seglares laicos y eclesiásticos que guardaron y guardan silencio ante el mal, los que aplaudieron el mal que hacían  otros, quienes con un asombroso autoengaño lo toleraron aunque veían que cada vez estábamos mucho peor, y los que siendo individualmente buena gente se han retirado monásticamente de la sociedad, a pesar que vivan de ella y en ella. ¿Qué sugieren que podemos hacer con éxito? Lo preguntamos porque parece que ellos, y a quienes acompañan en su tortuoso viaje, nos han cerrado todos los caminos. ¿Esperan quietos un milagro absolutamente inmerecido? Siempre nos enseñaron el  “a Dios rogando y con el mazo dando”, es decir, trabajando.

Sí, sí… pero ¿qué hacer? ¿Qué nos responden quienes parece que han cegado y ciegan toda posibilidad?

(Visited 105 times, 1 visits today)

4 comentarios en “¿Qué nos dicen que podemos hacer?

  1. Yo me pregunto lo mismo. Que podemos hacer a parte de rezar, que es lo más importante. Antes de ir a la batalla hay que ayunar y orar a Dios para que nos de fuerzas, nos ilumine, nos coloque allí donde somos más útiles. Y visitar el Valle, ir a su misa de las 11 los sábados, que esté siempre lleno de gente y se note el apoyo y las fuerzas que hay dispuestas. Que no sea algo tan miserable como la otra vez, que haya oposición, que algunos jóvenes acampen alli pacíficamente y filmen el desalojo cuando ocurra. Quizá parte de España despierte de su sueño tontocrático. Que se suba a la cruz aunque esté sospechosamente prohibido como está ahora. (¿Por que?)

    Es lo que se me ocurre.

    Responder
    1. identicon

      José Fermín Garralda Arizcun

  2. Antonio Jesús Sanabria

    A MODOS DE INTRODUCCIÓN: EL LENGUAJE MÍTICO, PREVIO A LA ESCRITURA, PERSONIFICABA CONCEPTOS PARA FACILITAR LA TRANSMISIÓN ORAL DEL CONOCIMIENTO DE LAS SOCIEDADES. ESTA COSTUMBRE SE HA MANTENIDO HASTA NUESTROS DÍAS. ASÍ, POR EJEMPLO, MI ABUELA Y SUS CONTEMPORÁNEOS FIJABAN LA INESTABILIDAD CLIMÁTICA DEL MES DE FEBRERO CON EL DICHO DE “FEBRERO ENGAÑÓ A SU MADRE EN EL LAVADERO” (contando como le decía “vaya usted a lavar, madre, que va a hacer buen tiempo” y luego llovía, o viceversa). ESTO PUDO COMPRENDERSE MEJOR EN LA EDAD MODERNA, AL ENCONTRARNOS CON SOCIEDADES QUE SE HALLABAN EN PLENA FORMACIÓN DEL MITO, DESPUES DE HABER DEJADO ATRÁS, GRACIAS AL PENSAMIENTO CRISTIANO, PRIMERO LA EXCLAVITUD Y LUEGO LA SERVIDUMBRE.

    ANTE ESE AVANCE DEL PENSAMIENTO, LOS NUVOS ESCLVISTAS DE LA ILUSTRACIÓN INICIARON TODO UN CAMINO DE MANIPULACIÓN DEL LENGUAJE, IDEANDO MITOS EN SENTIDO CONTRARIO, ES DECIR, NO PARA TRANSMITIR EL SABER, SIO LA IGNORANCIA. DE MODO QUE, MIENTRAS DESDE EL PÍCARO HASTA EL INTELECTUAL DEL SIGLO DE ORO SABÍA QUE LA RAZÓN ERA UN MEANISMO DEL PENSAMIENTO (aún sin conocer exactamente sus constitución y funcionamiento) , LOS ILUSTRADOS SE INVENTAN LA DIOSA RAZÓN.

    Esa mitificación de la realidad, ideada para confundir, en lugar de para aclarar, la comprensión de la realidad, situaciones y circunstancias, alcanza su máxima expresión en las ideologías, corruptoras de costumbres y diabólicas (diá bolos, en griego, divisoras, cizañeras), al encorsetar en bandos enfrentados a la población, sobre un entendimiento falso de la realidad.

    EL TRADICIONALISMO, MENOS AÚN EN SU MÁS AVANZADA EVOLUCIÓN PROGRESIVA QUE SE DA EN EL CARLISMO, NO PUEDE IDENTIFICARSE CON LA DERECHA POLÍTICA, PORQUE IZQUIERDAS Y DERECHAS SON OPCIONES DE ENGAÑOS, PARA QUE AL ELEGIR ACABEMOS SIEMBRE ENGAÑADOS.
    QUIZÁS PUEDA DECIRSE, QUE EN LA EVOLUCIÓN DE ESE ENGAÑO PARA SU MEJOR IMPOSICIÓN, LA IZQUIERDA VA A LA CABEZA, Y QUE POR ESO EL CAPITALISMO INFAME APUNTA A CHINA COMO EL RÉGIMEN POLÍTICO QUE MEJOR LE PUEDE VENIR, POR SU CONTROL CASI ABSOLUTO DE LA SOCIEDAD MEDIANTE LA INDIVIDUALIZACIÓN GENERALIZADA Y LA EXCLUSIÓN DE LAS SOCIEDADES INTERMEDIAS.

    En mi personalísima apreciación, la derecha lía a los que tienen algo metiéndoles miedo con los que no tienen nada, cuando quienes los van a desposeer son los que lo quieren todo, inculcando un egoísmo ajeno a la propia naturaleza humana (que aunque en ella se dé, no es tanto ni tan equivocado), por el cual inducen a pensar “yo tengo y el que no tenga que se aguante”, dejándolos desarmados para cuando lo dejen de tener. Y quizás por eso, me repugna más el colofón de la mentira que inculca la izquierda, porque aparentemente parte de una concepción más solidaria de la vida social, pero para derivarla a otro tipo de individualismo camuflado, por una alteración de la consciencia de quienes les siguen mediante la introducción de conceptos elucubrados para sacarnos de la realidad propia. Es repugnante que inculquen un esquema mental tan obstruyente, como que “para ser conscientes, hay que tener consciencia de clase”, cuando para ser consciente el ser humano necesita poner en orden sus ideas y conocerse a sí mismo como individuo y como especie, es decir: cómo siente, como se transmiten sus sensaciones desde los sentidos hasta la memoria a través del sistema nervioso, como se imprimen en ella los sentimientos, como forma cada cual sus ideas y como las ideas formadas impulsan nuevos sensaciones, sentimientos e ideas; qué sabían y como nos lo transmitieron nuestros antepasados.

    UN SICARIO NO ES LO MISMO QUE UN ALBAÑIL, AUNQUE LOS DOS ESTÉN A SUELDO, NI UN TRABAJADOR RESPONSABLE QUE QUIEN LE DA TODO IGUAL.
    DEL MISMO MODO, NO ES LO MISMO EL EMPRENDEDOR (o empresario) QUE SABE ORGANIZAR LA ELABORACIÓNDE PRODUCTOS O SERVICIOS VERDADERAMENTE ÚTILES PARA LOS DEMÁS RESPETANDO EL MEDIO PARA LAS GENERACIONES VENIDERAS, QUE EL AVARO QUE HACE DINERO CON EL DINERO SIN OFRECER REALMENTE NADA A CAMBIO, O QUE SI PRODUCE ALGO DESTROZA AÚN MÁS NUESTRA CASA COMÚN DE LA QUE HABLA EL PAPA FRANCISCO, DEJANDO EN LA MÁS TENEBROSA INCERTIDUMBRE EL PORVENIR DE NUESTROS DESCENDIENTES.

    UNA RESEÑA PRÁCTICA: CUANDO OBAMA PROPUSO IN INCREMENTO DE LOS IMPUESTOS A LAS INDUSTRIAS DEL JUEGO, LAS ESTABA LEGITIMANDO – pueden decir aquello de “yo pago mis impuestos” (aunque a lo mejor ni los pagan) – CUANDO SON ACTIVIDADES PARASITARIAS Y ANTISOCIALES QUENO DEBEN SER PERMITIDAS. Sin perjuicio de la libertad de cada cual para apostar con otro, siempre con un control que impida el abuso de la debilidad ajena.

    PAZ Y BIEN.

    Responder
  3. Jacinto

    Lo mejor es no acudir a la Misa del Domingo en el Valle a las 11 de la mañana ,para no colapsar la entrada. Tengo que recordar que en tiempos del Sr. Zapatero ,el Valle estuvo cerrado al publico y la comunidad Benedictina no pudo ni siquiera entrar en la Basílica para recoger los útiles precisos para la Misa. El párroco de la Iglesia de El Escorial le facilitaba a la Comunidad Benedictina ,los medios necesarios y por fin pudimos asistir a una Misa al borde de la carretera ,aprovechando un hueco cercano al cementerio de San Lorenzo . Poco a poco cada Domingo los asistentes aumentaron en numero hasta que finalmente colapsaban las carreteras. El atasco enorme ,nos tenia a muchos metidos en nuestros vehículos con el motor parado ,coincidían en un solo punto los que llegaban desde San Lorenzo de El Escorial con los de Guadarrama y la autopista AP6 . Para evitar atascos finalmente abrieron las puertas del Valle Recordar ,también que la entrada al Valle es gratuita ,si en la puerta decimos que asistimos a Misa ,al menos media hora antes de su inicio..

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*