Ir al contenido

Existe una gramática española aunque la ideología de género quiera imponer otra

La Nueva Gramática Española (2009-2011) es un tomo editado por la Real Academia Española y consensuado por todas las academias de lengua española en la que se explica el correcto uso de la gramática. Está dividida en tres partes, dedicadas a la morfología, sintaxis y fonética de las palabras, respectivamente.

Si bien existe ya una gramática definida, la ideología de género pretende imponer un uso de la lengua diferente, con el que confunde conceptos como “sexo” y “género”, emplea incorrectamente letras como la @ y la x y transforma el final de las palabras en relación a su género, a pesar de hacerlo de modo incorrecto. Según la ideología de género, nuestro lenguaje es machista.

Circula estos días por las redes sociales un documento que señala algunos de los errores más comunes emplados por los ideólogos, y que recuerda el uso correcto de las palabras. Pueden consultarlo a continuación.

Nueva Gramática de la lengua española (2009-2011)

 

(Visited 112 times, 1 visits today)

Un comentario en “Existe una gramática española aunque la ideología de género quiera imponer otra

  1. Leonel Cabello

    La gramática no tiene culpa que los no binario (transgéneros y toda la gama de perversos que están más perdidos que los mismos perdidos en la orientación sexual) no se identifiquen con lo binario, quienes se autoexcluyen a sí mismo, se auto oprimen, se auto ofenden, se autovictimizan, se rasgan sus vestiduras, truenan y relampaguean, caprichosos así son esclavos más abyectos de su propio mal y nó de la binaridad del género gramatical.

    Para aquellos que no se identifican dizque con ningún género, les decimos que están dentro de la categoría binaria de masculino (si es varón) y femenina (si es varona). Por naturaleza común existen dos géneros que se designan según el sexo al nacer, de aquí a tener que conformarnos con el sexo que la ley de la naturaleza nos dio.

    Si nace varón, varón es.
    Si nace varona, varona es.
    No hay tal género neutro para los no binario.
    ¡Así de simple! ¡No hay más!

    Aunque el mono se vista de seda, mono queda.

    Con el cambio morfosintáctico no se consigue la igualdad, ni la equitatividad, ni peor aún la integridad.

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Suscríbete a nuestro boletín de noticias