Ir al contenido

Seguir el blog (Follow.it)

Macron y Le Pen son derrotados por una tasa de abstención histórica

Emmanuel Macron ha ganado las elecciones presidenciales francesas para alivio de la Unión Europea y del mundialismo. Marine Le Pen representaba junto a Donald Trump y Putin, la posibilidad de otro modo de hacer las cosas totalmente diferente al que ha dirigido a las naciones occidentales durante décadas. No era un modo perfecto, pero hacía falta un lavado de cara para Francia y una política dirigida más para los intereses del país. A España nos habría dado esperanzas para el cambio. Pero los franceses han sido engañados de nuevo por las argucias de los medios de comunicación –el debate presidencial del pasado miércoles– y por los partidos políticos perdedores, que se han aliado con las fuerzas políticas internacionales.

La cobertura mediática de estos resultados quieren mostrar la victoria Macron frente a la ultraderecha del Frente Nacional. Pero la realidad es que estas elecciones han sido un fracaso manifiesto también para En Marche!, para el mundialismo y para el europeísmo.

Macron ha conseguido el 65% de los votos frente al 35% de los votos que ha conseguido Marine Le Pen. Pero los porcentajes engañan:

  • Macron ha conseguido 21 millones de votantes
  • Le Pen ha conseguido 11 millones de votantes
  • La abstención, el voto en blanco y el voto nulo atesoran 14 millones de votos.

Macron solo ha conseguido el 45% de los apoyos populares, frente a un 55% de los votantes que han rechazado su propuesta europeísta para gobernar. Sí: Francia ha rechazado el proyecto de Marine Le Pen. Pero también es correcto advertir que no ha preferido a Macron. Macron no será el Presidente que todos la mayoría de los franceses hayan preferido. Será el Presidente de una minoría, a pesar que la mayoría de los partidos pidieron el voto para En Marche! Los franceses no les ha ilusionado ni convencido Macron ni Le Pen y eso también es legítimo, es una opinión digna de tener en cuenta.

Por otra parte, el Frente Nacional ha conseguido un hito histórico en cuestión de resultados electorales. 10 millones de personas han elegido apoyar a la mal llamada “ultraderecha”, a pesar del discurso de lo políticamente correcto. Además desbancó en la primera vuelta a los partidos tradicionales.

En definitiva, los medios querrán presentar la salvación de Francia gracias a la victoria de los socioliberales. Para el relato oficial, los supuestos racistas y nacionalistas radicales de Frente Nacional serán los enemigos de la tolerancia derrotados por la democracia. Y no podremos creer la versión de los hechos que cuentan. Sobre todo porque los primeros datos indican que nos encontramos con la participación más baja en elecciones presidenciales desde al menos 1969. El descontento está generalizado. Nunca en los últimos 48 años, la segunda vuelta había registrado una abstención mayor a la primera vuelta. El último dato más o menos fiable sobre participación en la jornada de este domingo arrojaba que la abstención alcanzaría un 25,3%. Ahora podemos presumir una tasa de abstención aún mayor: un 31%.  Han acudido a las urnas un 70% de franceses, de los cuales más de un 20% han preferido a Le Pen. El europeísmo no es mayoría y registra una derrota importante a nivel de justificación popular. Pero no se va a celebrar referéndum en Francia sobre la Unión Europea y por lo tanto, la élite burocrática mundialista puede respirar tranquila. La maquinaria política de Bruselas seguirá funcionando indefinidamente.

(Visited 153 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*