30 de noviembre de 2020 0

Separatistas de hoy

Carles Puigdemont, durante un consejo nacional del PDeCAT en 2017 | ALBERT GARCIA

(Por Carlos Ibáñez) –

Circula por internet una lista de cargos políticos catalanes separatistas, cuyos padres, tíos o abuelos, ocuparon cargos con el franquismo. La presentación de la lista es un reproche a los enumerados, a quienes acusa de haber traicionado a sus mayores.

Nosotros lo vemos desde otro punto de vista. Aquellos políticos fueron franquistas porque el franquismo, aunque de una manera imperfecta, respondía a unos ideales. El franquismo tenía algo de atractivo para ellos.

Vino la democracia actual y lo que el franquismo tenía de bueno fue radicalmente condenado. Por eso los descendientes de aquellos políticos se quedaron a la intemperie. En tal situación han optado por refugiarse en el albergue que se les ha ofrecido. Aunque tenga muchas goteras.

Así que nosotros dirigimos nuestras críticas a la democracia actual. Más concretamente a la Constitución de 1978. Esos políticos criticados, actúan dentro de la misma. Y si hoy no aman a España, es porque la España que presenta la Constitución tiene muy poco de digno de ser amado.

Para amar a España nosotros recordamos lo que fue ayer y deseamos que siga siendo hoy y en el futuro. Pero no todos tienen nuestros conocimientos históricos, porque los gobiernos democráticos, han procurado ocultarlos por todos los procedimientos posibles.

Es a la democracia actual y a sus gestores a quienes hemos de criticar porque el amor a España haya descendido de nivel. Porque la democracia en vigor está haciendo todo lo posible para que desaparezca España.

Consideramos que nos es lógico atacar a las víctimas del mal y mantener en vigor la causa del mismo.

(Visited 106 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*