27 de septiembre de 2020 2

Sanitarios sin vocación: “O los dejas o los matamos”

por José Fermín Garralda

Ojalá no creamos que ya hemos visto todo. Primero, porque la vida es una continua sorpresa. En segundo lugar, porque seguramente nos quedemos cortos. Eso es lo que me acaba de ocurrir, de la mano de un conocido bastante mayor que yo y que tengo en la ciudad de Huesca. Me ha contado lo que ha sufrido estos días, y es algo pasmoso. Como me he curado de espanto, en esta vida ya me creo todo.

Empezaré por el final: el tal amigo, natural próximo a Madrid pero que vive en Huesca ciudad, ya sabe qué médicos y enfermeras de su ambulatorio, se están portando fatal con él en cuanto enfermo. Tomo sus palabras. Dice que todavía no ha encontrado a uno “digno”. Ve cómo la atención sanitaria va de mal en peor. La impresión que tiene es que en Huesca no recalan los mejores profesionales. Así fue antes del Covid, y así es con él. Más aún, con el Covid dice que la situación ha empeorado y está haciendo que todos se retraten. Los sanitarios de cabecera y urgencias que le han correspondido en gracia estos días, carecen del espíritu de cumplimiento del deber

¿Su enfermedad? La ciática desde el domingo 20 de septiembre hasta hoy día 28. Algo muy común. ¿Su situación?: seis noches y días en blanco sin dormir, sin poder moverse ni tumbarse en la cama. Cabezada de cinco a seis de la madrugada, ya agotado, y ya está.

El martes llegó, casi impedido y con un enorme esfuerzo, hasta el ambulatorio donde estaba su médico de cabecera. Ahí, como no les dejaban entrar, forzó la situación para entrar en la sala, sentarse al fin, teniendo que esperar hora y media para ser atendido. Tiene 83 años. Le pusieron dos inyecciones. A su pregunta le dijeron que le iban a hacerle efecto a la media hora, es decir, a las 12:30, y sin embargo a las 12 de la noche aún no le habían hecho efecto. El médico también le recetó dos pastillas para tomar cada una tres veces al día, en este caso con un efecto mínimo.

Dos días llamó  a urgencias antes de la madrugada con un dolor agudísimo, y no le hicieron ni caso. Todo parece ser  un desbarajuste. Una médico no quiso dar su propio nombre. Esta u otra le dijo: “¿Le duele?. pues cambie el tratamiento, y en vez de una pastilla tome la otra”. Hasta mienten hablando de una forma tramposa. Todo ello le obliga a concluir -y eso que es persona de la antigua escuela, deferente y educada- que quienes debieran atenderle no tienen categoría alguna como médicos ni como personas.

Lo único que le empieza a hacer efecto a la ciática es el paso del tiempo, pues seis días después -¡ayer sábado!- el dolor bajó algo.

Él escucha la TV, y oye grandes elogios hacia médicos y sanitarios… pero el comportamiento de los otros… se lo callan.  Y concluye: la gente no analiza, es crédula, cree que todos los sanitarios son héroes… y aunque algunos sí lo sean, otros son -dice- unos sinvergüenzas. Antes de callar, apenado, añade: si comportamientos buenos y malos los hay en los cargos altos y bajos, aquí es como decía Diógenes: “¿A donde voy con la lamparilla?. – ¡Voy a ver si encuentro un hombre…!”

A mi amigo le parece palpar este horrible lema: “O los dejas o los matamos” -me dice-, lo que es muy propio de la mentalidad eugenésica que se está extendiendo. (¡Sálvese quien pueda!: yo el primero, yo el primero… y el último, el enfermo). Habrá médicos honrados -dice-, pero seguramente, si hablan, verán que otros se pondrán contra ellos: mejor es tener la boca precintada, porque si dicen algo, saben que deberán convertirse en héroes.

Nosotros, simples cronistas para el mañana de lo conocido y de lo nuevo que siempre hay, intentemos poner remedio. Vemos, aquí oímos y no callamos. Por si sirve. Lo que no sabemos es cómo remediarlo, pues el sufrimiento no se quita con una reclamación escrita.

P.D. ¡Aleluya! Hoy, al mediodía del 29, mi amigo me ha contado cómo ha hablado con una médico muy amable, que le ha dado cita para hacer placas y le ha aconsejado muy bien sobre las pastillas a tomar. Está muy satisfecho, y observa el enorme contraste de esta atención con la de los ocho días anteriores.

 

(Visited 73 times, 1 visits today)

2 comentarios en “Sanitarios sin vocación: “O los dejas o los matamos”

  1. Jose Manuel Sanchez Carrion

    Lamentable la atención prestada a este caballero, desde lo humano y desde lo profesional.
    Me imagino que en Huesca, como en el resto del mundo, habrá buenos seres humanos y seres integrados en el rango desde los anodinos hasta inhumanos.
    Y esto es así para labriegos, abogados o médicos. ( me permito el no meter a nuestros políticos actuales como seres con humanidad).
    En lo habitualidad de mi trabajo hospitalario, sí observo dedicación y colaboración y buen desempeño asistencial.
    No comprendemos porque si en los hospitales estamos en atención presencial no es así en la atención primaria. Si primaria deja de ser operativa se bloquea el hospital, y eso es una realidad.
    Personalmente, y dada mi especialidad, llevo 6 meses de EPIS 3 serologias y 2 pcr, y sigo en la brecha, y no he visto bajarse a ningun compañero del carro.
    Con mas o menos ganas, con mas o menos cansancio, con mas o menos miedo, con mas o menos desencanto, con mas o menos enfado con las medidas tomadas ( si asi puede llamarse a las decisiones del gobierno felón que sufrimos).
    Pero si es claro que el sanitario que lo es y lo vive no culpa al paciente de su frustración, ni deja de atenderlo con toda su voluntad de ayuda, por obligación ( no lo olvidemos) y por ética.
    Y si se observa una dejación de funciones: denunciese¡¡¡¡
    Todo aquel que no quiera servir , en este caso desde la medicina, que se retire y que no alegue cansancio o hastío, porque nos pagan para servir y servimos para ofertar conocimiento y humanidad.
    Un cordial saludo y ánimo y fuerza y ante todo FE en el que todo lo ve.
    PD: en lumbociática lo habitual es la resolución espontanea en menos de 3 meses, si no fuese así en cuando está indicada Resonancia magnética para descartar estenosis de canal ( por edad es lo mas posible) o herniación discal, habiendo otros cuadros ciatica like.
    El tratamiento es el mismo sea la causa ( excluyendo la indicación quirúrgica) con analgesicos habituales mas dexametasona en las primeras semanas y si prolonga pregabalina o gabapentina.
    Los electroestimuladores portatiles TENS dan buenos resultados en fase aguda, son baratos y se venden hasta en amazon.

    Responder
    1. identicon

      José Fermín Garralda Arizcun

      Muchísimas gracias por sus palabras, testimonio y comprensión. Se las transmitiré a mi amigo. Como se va mejorando, las recibirá con gran alegría. El no denunciará, pues es muy mayor aunque suele estar bien de salud.

      Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*