16 de septiembre de 2017 0

Babel

En el principio, creó Dios la Monarquía. Los hombres se dejaban dirigir por un Rey y se atenían a tradiciones y costumbres, respetadas por la Autoridad.

Dijo Dios: “Haya partidos políticos y líderes que sean los cauces de participación política de hombres (y mujeres (*))”.

Y vio Dios que no era bueno.

Hubo tarde, hubo mañana.

Día perdido.

(*) Licencia Gender Ideology.

(Visited 45 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*