16 de diciembre de 2020 1 / /

¿Así se defiende el bable?

Noreña, Principado de Asturias, 2020.

 

(Por Javier Garisoain) –

Hay amores que matan. A estos extremos de subnormalidad pueden llevarnos los partidos políticos para aparentar que hacen algo por su trocito de tarta cuando realmente lo que hacen es dejarla a la altura del barro. Este tipo de señalética idiota hace más daño a la conservación del bable asturiano y a la imagen de Asturias que cualquier otra cosa. Llenando las calles de letras innecesarias lo que consiguen es presentar al bable como un capricho estúpido.

La defensa de los idiomas minoritarios o de los dialectos se tendría que hacer de otra forma, no empeñándose en las señales. Haciendo cosas inteligentes y no esas mamarrachadas. Convocando concursos literarios, por ejemplo, o ayudando tal vez a algún programa de radio pero no con estas mamarrachadas.

Y es que además la consecuencia política ya saben cuál es: lograr un desapego cada vez mayor de la idea de España entre los jóvenes y alentar a pirados como los que reivindican esa fantasmal “república asturiana” de la pegatina.

Como nos pongamos todos los españoles -los gaditanos por poner un ejemplo- a transcribir nuestras diferentes hablas vamos a necesitar muchos muchos letreros.

(Visited 226 times, 3 visits today)

Un comentario en “¿Así se defiende el bable?

  1. Carlos Ibáñez Quintana.

    Muy acertada reflexión.
    Lo mismo he pensado al leer que Vox ha utilizado el gallego en su propaganda. El idioma gallego es entendido por todos los españoles. en su famosa novela “La casa de la Troya”, introduce Pérez Lugin muchas frases en gallego y nunca añade su traducción, porque las entiende perfectamente un castellanoparlante.
    Si un rótulo dice : Galicia es verde”, no vemos necesario añadir “Galicia é verde” o viceversa.
    Nos causa mucha pena comprobar cómo muchos políticos fingen un regionalismo que no pueden sentirlo,

    Responder

Deja tu comentario

Ahora Información agradece su participación en la sección de comentarios del presente artículo, ya que así se fomentan el debate y la crítica analítica e intelectual.


No obstante, el equipo de Redacción se reserva el derecho de moderar los comentarios, sometiéndolos a una revisión previa a su autorización.


Aquellos comentarios que lesionen el honor de terceros o incluyan expresiones soeces, malsonantes y ofensivas no serán publicados.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*