19 de abril de 2017 0 / /

La gran estafa del cambio climático

P. Juan Claudio Sanahuja (+)

Por Eulogio López (www.hispanidad.com)

03/04/2017 11:54 en Enormes minucias
O la gran exageración interesada, si lo prefieren.
La histeria global de Al Gore recorre el planeta: hay que matar al hombre antes de que nazca.
Vamos, que no quiere salvar al planeta sino aniquilar a la raza humana.
Empezando por los pobres, que no hacen más que parir.
¿Es que no existen expertos contra la tesis del calentamiento global? Por supuesto, pero se les silencia.
La estafa consiste en obligar a los países pobres, a aceptar una economía verde costosísima.
Si hay una mentira que ha cundido en el humanidad ha sido la del calentamiento global y la obsesión por salvar la planeta mientras te cargas a la raza humana, lo uno por lo otro. Es la mayor estafa global de los tiempos actuales.

Y aquí hay que recurrir a los clásicos: es decir, al recientemente fallecido sacerdote argentino Juan Claudio Sanahuja (en la imagen) y su último y más señero o, al menos, mejor resumen de su obra: libro: Poder legal y Religión Universal.

Oiga, ¿y es que sobre el calentamiento global hay un consenso inaccesible? Quiero decir, ¿no existen expertos que consideren que el hombre del calentamiento global (el exvicepresidente USA, Al Gore) se está pasando, y que el consenso mundial debería ser revisado? Por supuesto que sí.

Ejemplo, los profetas del apocalipsis climático se apoyan en su biblia: el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el instrumento de Al Gore y demás amigos del Planeta tierra, enemigos del género humano, eran 52 autores, diseñadores sobre policías de medio ambiente, más que verdaderos científicos.

Los medios informativos, nosotros los periodistas, hemos inundado el mundo con sus tesis y se han hecho más famosos como la farándula de Sálvame.

Sin embargo, se oculta que 650 científicos, elaboraron, en diciembre de 2008, por encargo del Senado norteamericano, el segundo Informe sobre el calentamiento global originado por el hombre… que rebate las tesis del IPPC.

Ergo, ¿no existen científicos en desacuerdo con la tesis agorera y apocalíptica del Cambio Climático? Por supuesto que sí, y muchos más que sus contrarios: lo que ocurre es que se les silencia.

Como nos recuerda Sanahuja: “el modo en que está planteado el tema del calentamiento global es una excusa para limitar la población mundial. Y exigir a los países pobres y en vías de desarrollo implementar recaudos costosísimos para impedir la contaminación ambiental, es decir, condenarlos al subdesarrollo”.

Y la primera de esas medidas contra el calentamiento global es que tengan menos hijos: no que dejen de copular, sino de concebir. Es que estos pobres no hacen más que parir.

¿Y tampoco hay líderes mundiales que se hayan impuesto al colonialismo demográfico que pretenden los Estados Unidos (al menos todo el partido demócrata y buena parte del Republicano)? Claro, pero también son silenciados. Probablemente por fascistas. Por ejemplo, el ex presidente de la República checa, Václav Klaus, cavó su fosa política cuando se enfrentó al estafador Al Gore. “Combato este nuevo alarmismo sobre el calentamiento global que se ha convertido en una ideología y en un intento de reprimir la libertad individual y el desarrollo de la prosperidad en el mundo”.

La clave está en obligarles a los pobres a adoptar una “economía verde costosísima”.

Y volviendo a Klaus, “las víctimas de Al Gore y su histeria global serán los países más pobres, forzados por los ricos que sí pueden tolerar los costes de esta política, por ejemplo, las medidas propuestas en el Protocolo de Kyoto”.

Lo dicho, una estafa que se ha convertido en credo religioso. Adoremos a la Pachamama, la diosa-tierra, al planeta. ¿Y al hombre? Que le vayan dando. Sobre todo a los pobres que, como creo haber dicho antes, no hacen otra cosa que parir.

Eulogio López

Puntúa esta entrada

Deja tu comentario