11 de Marzo de 2017 0 / / / /

La destrucción de un pueblo


Por Fuegodelena

Editorial de “Nire aitaren etxera” (asociación www.sutondotik.es)

 

Hemos tenido que soportar la vergüenza de ver en nuestra Iruña algo que hace unos  años, -de haberse consentido por las autoridades, -habría sido rechazado con indignación por la ciudadanía navarra.

Hemos comprobado con inmensa tristeza, como un grupo de alienados rechazaban furibundos la venida de un autobús que –sin insultar a nadie- exhibía un cartel en el que se manifestaba la perogrullada de “los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, ¡que no te engañen!”

Un grupo de locos descerebrados, presididos nada menos que por el señor alcalde de Pamplona y la señora presidenta del parlamento de navarra,  tuvieron a bien lanzarse a la calle protestando contra esta “manifestación de odio”.

Lejos aquellos tiempos en que cantábamos orgullosos la Jota de la  regla: “Si se hunde el mundo que se hunda, Navarra siempre p’alante”.

Ahora Navarra se hunde con todos.

Nuestros abertzales, tan empeñados en marcar diferencias, parece que están bien sumidos en el nuevo orden mundial.

Este articulo, escrito por Jorge Vilches, puede ser interesante y quizá abriría los ojos a mas de cuatro, si es que llegan a leerlo.

Es un llamamiento al pueblo de Pamplona, al pueblo de Navarra, al pueblo vasco, al pueblo mas antiguo y mas singular de España, al pueblo que no se doblegaba nunca, al pueblo orgulloso y distinto que -como un gigante mitológico- se está desplomando en el terremoto de esta absurda sociedad, ¡sin un gemido!.

Si quieres leer el artículo, pincha aquí

 

Deja tu comentario