13 de Septiembre de 2017 0

España real y rural o no es España

España está cincelada por el tiempo, sí,

pero también por Dios y por los mares.

Cabrá un mundo cósmico si quieres,

pero lo mejor son los pueblos pequeñitos

donde el hombre pasa inadvertido

y fija la mirada en los valles, las colinas,

los montes, las tormentas, las tierras cultivadas.

El trigo, la fresa, el olivo y la literatura misma

emanan de montañas y mesetas

a pesar del fuego de piromanos y locos.

Toda esta fiesta sucede aunque el español no esté mirando.

Y ese es el problema, que ya no mira ni al interior de su tierra

ni al interior de los ultramares transformandos ni a la selva.

El español hoy mira a los palacios.

Zarzuela, Moncloa, San Telmo o el que tu quieras,

pero palacios muertos con miradas muertas.

Yo prefiero la lluvia y beber la Providencia.

5

Deja tu comentario