Ir al contenido

No he llegado a ser cristiano a pesar de ser un científico, sino por eso. Günter Bechly.

2 de diciembre de 2017 0 Acción

“Soy un científico alemán, cristiano católico y me opongo firmemente al ateísmo, el materialismo, el naturalismo y el cientifismo. No he llegado a ser cristiano a pesar de ser un científico, sino por eso. (…) Soy escéptico de la teoría neodarwinsta de la macroevolución y apoyo la teoría del Diseño Inteligente por razones puramente científicas”, explica Günter Bechly. “Nací y fui formado en una familia secular, agnóstica. He sido un ateo, materialista y naturalista, durante la mayor parte de mi vida. Hasta los treinta y tantos años sólo me interesaban la naturaleza y las ciencias naturales”, explica la web Portaluz.

Con estas palabras el científico alemán Günter Bechly describe la que fue por décadas su identidad, ajena a la experiencia de Dios. La conversión de este laureado paleontólogo (ocho especies de insectos fósiles llevan su nombre), aunque inesperada para él y sus colegas, no ocurrió a causa de un hecho extraordinario sino debido al propio quehacer científico.

Enemigo de la fe
El año 2009 Bechly fue invitado por el Museo de Historia Natural de Stuttgart a celebrar el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin organizando la que sería una contundente exposición titulada: Der Fluss des Lebens – 150 Jahre Evolutionstheorie (El flujo de la vida-150 años desde la Teoría de la Evolución).

Utilizando una maqueta a escala, el objetivo de Günter era lograr que los visitantes -al finalizar la visita-, considerasen como no válidos los argumentos del Diseño Inteligente (ID) y el Creacionismo que refutan la teoría de la evolución. En otras palabras lograr debilitar la fe en un Dios Creador y por consiguiente cuestionar toda la verdad revelada. Nada extraño en Günter quien era fan de Richard Dawkins, científico que ha calificado la fe en Dios como “delirio” y al creacionismo como “falsedad ridícula y que causa estupidez”.

Riguroso, Günter se propuso presentar la mejor literatura crítica de las ideas evolutivas y por otro lado la obra principal de Darwin, “El Origen de las Especies” junto a una pedagógica maqueta que validaba sus ideas. Cuenta este paleontólogo que cuando tuvo en sus manos los libros de varios defensores del Creacionismo, comenzó a echar un vistazo a esa literatura que consideraba despreciable. Para su sorpresa, dice, los argumentos que presentaban no eran frágiles ni alejados de un adecuado raciocinio… como siempre había asumido.

Ciencia y razón llevan a Dios
En un video reciente, Bechly testimonia su conversión de ateo materialista a creyente en Dios, nacida aquel año 2009. Advierte que -tal como le ocurrió al leer aquellos libros- “esto no sonará tan religioso, sino más bien expresa argumentos científicos”:

Una sed de profundizar en este nuevo conocimiento se encendió en Günter Bechly. Pronto confirmaría que “los dogmáticos no están exclusivamente en el lado religioso, sino también muy fuertemente en el lado de los materialistas y biólogos evolutivos, quienes definitivamente evitan transparentar la discusión“, denuncia Bechly en el video.

Los partidarios del evolucionismo, dice Günter, no daban respuesta o estas eran insuficientes a las interrogantes que comenzó a plantear. ¿Cómo iba a ser posible para los seres vivos dar pasos evolutivos gigantescos en períodos de tiempo muy cortos? les interpelaba. Matemáticamente, estos períodos no podían conciliarse con los postulados de la genética evolutiva. Otro punto crucial de su crítica está centrado en que no existen hallazgos fósiles de supuestas especies de transición entre los grupos que evolutivamente descenderían unos de otros.

Descubriendo las huellas del Creador
Tras hacer pública su conversión y críticas, Bechly fue forzado a presentar la renuncia al cargo de curador en el Museo de Historia Natural en Stuttgart, Alemania. Esto no ha detenido su proceso de conversión a Cristo, sino que le motivó a compartir en la web el diálogo fe-ciencia que late en su alma y plasma en el quehacer cotidiano…

No me he convertido en cristiano negando la ciencia sino gracias a ella. Mi conversión se basó exclusivamente en una evaluación crítica de datos empíricos y argumentos filosóficos, siguiendo la evidencia… Soy escéptico de la teoría darwiniana de la evolución y apoyo la teoría del Diseño Inteligente por razones puramente científicas y metafísicas… Estoy convencido de que el diseñador inteligente es Dios…”

Puntúa esta entrada
(Visited 102 times, 2 visits today)

Deja tu comentario