Ir al contenido

CaixaBank y Banco Sabadell reciben el acoso de ANC y Omnium Cultural

Las fuerzas separatistas no hacen más que decir tonterías y sandeces. La última medida de protesta, promovida por Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural, es la retirada masiva de dinero de los bancos como protesta contra el encarcelamiento de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, antiguos líderes de las plataformas convocantes. También se hace como protesta contra CaixaBank y Banco Sabadell por cambiar su sede social de Cataluña. Así se ha difundido en las redes sociales. Se pretende vender como la “primera acción directa pacífica”. Han hecho un llamamiento a todos sus seguidores para que se realice la retirada a lo largo de la mañana del viernes y preferiblemente entre 8 y 9 de la mañana. Se propone usar el dinero para “comprar un regalo, hacer la compra de la semana o hacer una donación porque “queremos una economía catalana fuerte”.

Si realmente el 48% de independentistas catalanes –si es que son tantos– quisiera hacer una retirada masiva de depósitos en los cinco principales bancos de la región, quizá nos encontraríamos ante una catástrofe financiera sin precedentes en Cataluña y España. Y eso no solo afectaría a los accionistas de los bancos, sino a la estabilidad económica en general. Lo más posible es que nada ocurra, pero lo que queremos ilustrar que la supuesta “acción directa pacífica”, en realidad es un acto beligerante y violento.

A esto se une que CaixaBank y Banco Sabadell han tenido que hacer frente a unas pérdida de depósitos de cerca de 9.000 millones de euros drante la semana posterior al referéndum ilegal del 1-O y los días siguientes al anuncio del cambio de sede de ambas entidades. 6.000 millones corresponden a CaixaBank, y los restantes 3.000 millones, a Sabadell. Como se dice en Andalucía: “no está el horno para bollos”. 

 

Puntúa esta entrada
(Visited 149 times, 7 visits today)

Deja tu comentario