Ir al contenido

Mariano Rajoy aplica el 155 a plazos y promete una reforma de la Constitución: ¿pero cual?

Ayer Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España, contestó a la declaración de independencia a plazos que hizo Carles Puigdemont, Presidente de la Generalidad de Cataluña. Esto es lo que ha pactado el PP y el PSOE, Rajoy y Pedro Sánchez. Se ha activado el artículo 155 de la Constitución Española, pidiendo un requerimiento a Puigdemont para aclarar si ha declarado o no la independencia. En un plazo de aproximadamente 5 días, tendrá que dar una respuesta satisfactoria, pues si no, el Gobierno tomará el control de la Autonomía Catalana. Finalmente, se aseguró que todo el proceso terminaría en elecciones autonómicas. El Presidente también aseguró que en un plazo de 6 meses se abrirá el proceso para reformar la Constitución.

Hay dos cuestiones importantes en esta noticia:

  1. Se contesta a una declaración de independencia a plazos con requerimientos y no con el uso legítimo de la autoridad y de la fuerza. No se ha desbancado todavía a un Gobierno autonómico secesionista sorprendentemente. En 5 días, el lunes 16, sabremos si finalmente se aplica o no este 155, pero la imagen de hoy es lamentable. Vivimos en un sistema burocrático y falto de vida, donde la Constitución es un lastre para defender la unidad.
  2. Se pone sobre la mesa una posible reforma de la Constitución Española actual para dar cabida todavía más autogobierno a Cataluña y crear una España federal y plurinacional, al gusto del Frente Popular (PSOE-Podemos-IU). Mariano Rajoy vende una vez más España. Así lo dicen algunos analistas bien posicionados en las altas esferas de la política: Carlos Cuesta por ejemplo.

El Presidente Rajoy ha terminado su discurso ante el Congreso de los Diputados, donde ha encontrado el apoyo de PP, PSOE, Ciudadanos y demás partidos, citando a Manuel Azaña, Presidente de la II República Española: “todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río”. En las logias se comparten frases ingeniosas. Nos están poniendo, una vez más, entre la espalda y la pared.

Puntúa esta entrada
(Visited 61 times, 2 visits today)

Deja tu comentario