Ir al contenido

Juan Manuel Santos quiere blindar la adopción homosexual en Colombia a pesar de las voces que piden referéndum

A Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, no le gustan los referéndum. El sistema democrático prefiere la participación indirecta, por medio de una clase política que dirija a la nación como les plazca. A Santos no le frenó que la mayoría de la población votara en un referéndum en contra de sus acuerdos con la guerrilla comunista de las FARC. De hecho, a pesar de su derrota aplicó su plan y vendió ciertos escaños parlamentarios, fondos públicos y las tradiciones morales colombianas a la ideología de género y a la narcoguerrilla que sembró en el país caos durante las últimas décadas. A día de hoy, quiere dar un paso más allá.

La campaña “Firme por papá y mamá”, nacida de la sociedad civil, ha propuesto un referéndum después de que el Tribunal Constitucional de Colombia avalara la adopción por parte de parejas homosexuales en noviembre de 2015. Tras la victoria en el referéndum sobre el proceso de paz con las FARC –aunque no haya servido mucho–, los colombianos se sienten mucho más capaces de reivindicar contra un Gobierno que está imponiendo la ideología de género a marchas forzadas. Para los promotores de esta campaña, esta consulta popular es la última defensa para los niños y niñas que tienen derecho a un modelo familiar natural, frente al modelo de familia homosexualista, que nace de la ingeniería social regentada por los poderes internacionales.

Santos no permitirá tan fácilmente otra desautorización en el plano de las consultas populares y los referéndums. Por eso, está utilizando su poder en la Cámara de los Represntantes para ahorrarse el proceso. De hecho, los diputados afines al Presidente han frustrado el referéndum con 20 votos en contra y 12 a favor después de 10 horas de debate intenso. Las encuestas planteaban que el pueblo de Colombia mantendría su oposición mayoritaria a las adopciones por parte de parejas homosexuales, si es que el plesbicito se celebrara. Después de este duro varapalo a la iniciativa, celebrado por Juan Manuel Santos en las redes sociales, algunos senadores como Viviane Morales pretenden apelar la decisión y forzar una segunda votación en la cámara baja. El Senado, en cambio, sí que apoya la iniciativa.

Más de 2 millones de ciudadanos habían apoyado con sus firmas la iniciativa popular, proponiendo que se votara una explicación más concreta en la Constitución Política de Colombia sobre la adopción. En ella se quería incluir que la adopción solo sería una opción para las parejas formadas por un hombre y una mujer.

 

Puntúa esta entrada
(Visited 187 times, 7 visits today)

Deja tu comentario