Ir al contenido

La hipótesis terrorista siempre es la preferida para Occidente

ANÁLISIS – Un apunte histórico: Estados Unidos y la OTAN, durante la Guerra Fría, utilizó fuerzas especiales y grupos neofascistas para perpretar atentados de falsa bandera en toda Europa. Todo para incriminar a los anarquistas y comunistas, en auge en aquellos años. No es solo una conspiración. El propio Gobierno de Italia destapó que el atentado de Piazza Fontana en Milán en 1969 fue obra de la Operación Gladio de la OTAN y de la CIA, todo para frenar al Partido Comunista Italiano (PCI), entonces con gran poder. Hay una larga historia de atentados en suelo europeo con intereses políticos y económicos. La reciente ola de ataques yihadistas en Europa y EEUU está cuestionado por numerosos investigadores. Es casi seguro, si se analizan las circunstancias del 11S (Nueva York), del 11M (Madrid) y del 7J (Londres), que dichos atentados fueron operaciones de falsa bandera de algún organismo internacional. En las tres ciudades, días antes de los atentados, se hicieron simulacros de ataques terroristas de las mismas características por parte de la OTAN. En Madrid, simulacro de explosivos en trenes. En Nueva York, simulacro de secuestro de avión y siniestro contra el Pentágono. En Londres, simulacro con explosivos líquidos. Algo no nos cuentan los medios de comunicación oficiales. Lo único que podemos saber es que no son simples ataques terroristas.

Ayer hubo un tiroteo en los Campos Elíseos en los que murió un agente de policía y fueron heridos dos más. La primera hipótesis que ha salido a la palestra, casi sin discusión, es que se trata de un ataque terrorista. No se ha planteado la posibilidad de que se trate de un ajuste de cuentas o un acto criminal común. El Estado Islámico reclama la autoría horas después (cosa que no significa nada ya que hay un historial de manipulación de vídeos de Bin Laden). Todo unido a que en dos días se celebrarán las elecciones francesas y que se necesita un consenso general a favor de la intervención militar en Siria ya en curso.

A día de hoy hay que lamentarse de las víctimas en suelo europeo. ¿Pero quién es el verdadero autor de estas masacres? ¿Es el Estado Islámico una invención de Estados Unidos para conseguir intervenir legítimamente en la región? ¿Los sirios están sufriendo sólo por cuenta del islamismo radical o también por cuenta de los servicios de inteligencia de Occidente? ¿Las víctimas del terrorismo en Francia son causa de auto-atentados perpretados para estimular la guerra en Oriente Medio? Estas son las preguntas que las teorías serias de la conspiración intentan responder. Ahora Información no puede responder a estas preguntas, pero sí que puede poner en duda la “indiscutible” versión oficial. La historia demuestra las tácticas de la OTAN y de la CIA para forzar la democracia en Europa. Los hechos demuestran que hay incoherencias en las pruebas de los atentados de París, Madrid, Nueva York, Londres… ¿Por qué los medios no señalan dichas incoherencias palmariamente?

5

Deja tu comentario