Ir al contenido

Los cristianos de todo el mundo celebran la Semana Santa a pesar de la guerra y los desastres

(ACIPRENSA) – Ni los desastres naturales, la crisis política y económica, ni la guerra fueron impedimento para que los fieles de países como Perú, Colombia, Venezuela e Irak celebraran la Solemnidad del Domingo de Ramos el 9 de abril.

Colombia

En Colombia, el inicio de la Semana Santa estuvo marcado por el dolor de los pobladores de Mocoa, donde en la madrugada del 1 de abril una avalancha dejó un saldo de más de 300 muertos y cientos de heridos.

Según informó Radio Caracol, en la localidad de Mocoa en la región del Putumayo al sur del país, los fieles no pudieron utilizar las palmas, que fueron reemplazadas por ramos de eucalipto, que además de servir para la celebración litúrgica también aleja la peste, la gripe y otras enfermedades que podrían afectar a los pobladores tras el desastre.

Se celebró la Misa en una parroquia del barrio San Agustín, afectado por la avalancha. El Obispo de Mocoa, Mons. Luis Maldonado Monsalve, bendijo los ramos y a los más de 500 fieles reunidos.

“Vamos a hacer una lectura al dolor de este pueblo y vamos a abrir la esperanza a los pobladores de Mocoa”, expresó Mons. Maldonado

Venezuela

Este Domingo de Ramos, algunas iglesias como la Catedral de Mérida y la Catedral de Chiquinquirá decoraron el interior con banderas de Venezuela y ofrecieron las Misas por la paz y la libertad del país luego de que el Tribunal Supremo de Justicia devolviera el 1 de abril las facultades legislativas que retiró a la Asamblea Nacional a fines de marzo.

“En la Venezuela de hoy día, vemos cada vez más gente crucificada, personas que no tienen que comer, que sufren y padecen diariamente como lo hizo Dios”, expresó el Arzobispo de Valencia, Mons. Reinaldo Del Prette, en su homilía aludiendo a la escasez de comida y medicinas.

Ese día se realizaron protestas contra el régimen de Nicolás Maduro en distintas partes del país como Mérida, Guarenas, Guatire y Maracay. También fueron una respuesta a la medida adoptada por Maduro que decretó todos los días de Semana Santa como feriados no laborables para los empleados del sector público.

En el Domingo de Ramos también hubieron gestos de solidaridad. La Conferencia Episcopal de Venezuela publicó una fotografía en su cuenta de Instagram donde aparece un sacerdote repartiendo sopa en la calle.

Hay mucho más por hacer… con la esperanza puesta en Dios. #solidaridad #esperanza #iglesiaenVenezuela

Una publicación compartida de CEVmedios (@cevmedios) el

En la ciudad de Chacao, en el estado de Miranda, se realizó la tradicional procesión con las palmas, pero, según informó el periódico El Nacional, no hubo tanta asistencia como en los años anteriores debido a las manifestaciones contra el gobierno venezolano.

Perú

El Arzobispo de Piura en el norte del Perú, Mons. José Antonio Eguren, presidió la celebración del Domingo de Ramos junto con las personas que fueron evacuadas de sus ciudades ante las inundaciones producto de las fuertes lluvias que causan estragos en la región.

La Eucaristía fue celebrada en la iglesia San Jacinto en la localidad de La Legua. Fue concelebrada por el párroco P. José Guillermo Uhen y el P. Luis Tito Castillo Silva.

Según informó el Arzobispado de Piura, las celebraciones de Semana Santa tendrán como rasgo particular salir al encuentro de los que sufren para “llevarles el bálsamo del amor y hacerles presente que el Señor las ama con un amor incondicional y fiel”.

Asimismo, en la localidad de Reque, en la región de Lambayeque, que fue sufrió el impacto de las inundaciones, 80 niños y adolescentes escenificaron la entrada de Cristo a Jerusalén montado en un burro.

Por otro lado en Iquitos, una ciudad ubicada en la amazonía peruana, los fieles rezaron por el fin de la crisis en Venezuela, por las víctimas de los atentados terroristas en Egipto el Domingo de Ramos, que dejaron decenas de muertos; y por los damnificados de los desastres naturales en todo el Perú.

Irak

En Irak, un grupo de cristianos desplazados y los alumnos del colegio Al-Bishara, ubicado en la ciudad de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, realizaron una procesión encabezada por una cruz con una palma y una imagen de la Virgen de Guadalupe.

En la Misa celebrada en la Iglesia de la Virgen María, ubicada en Bagdad, el Patriarca Rafael Sako recordó a los fieles que el cristianismo “es una religión de amor, compasión y paz. No es de espada, venganza y el terrorismo”.

Indicó que el burro sobre el que ingresa Jesús a Jerusalén es un animal que no “sirve para las batallas, pero sí para llevar los valores de fraternidad y paz a nuestros hogares, pueblos y ciudades”.

Por otro lado, según indicó Amigos de Irak a través de su página de Facebook, muchos cristianos desplazados viajaron a la ciudad de Qaraqosh para celebrar el Domingo de Ramos. Las mujeres vistieron trajes típicos y gritaban de alegría mientras la gente caminaba por la calle, felices de poder festejar esta solemnidad en su ciudad liberada del Estado Islámico en octubre de 2016.

También más de dos mil cristianos participaron en la Misa celebrada en la Catedral de la Inmaculada Concepción, que fue incendiada por los yihadistas.

Deja tu comentario