Ir al contenido

Erdogan acusa al Papa Francisco de promover en Europa una cruzada contra Turquía

7 de Abril de 2017 1 Actualidad / / / /

Recep Tayyip Erdogan, Presidente de Turquía, descalificó este lunes 3 de abril a los líderes de la Unión Europea por medio de su propaganda islamista. Los llamó “alianza de cruzados”, utilizando este apelativo de manera despectiva, al recordar la reciente visita de estos mandatarios al Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano. Relacionó esta visita y esta relación con que la UE no quiera admitir a Turquía como miembro de la Unión.

El contexto de estas declaraciones fue un mitin electoral en Ankara, en el marco de una campaña por un referéndum constitucional que de ser aprobado le dará un mayor poder gubernamental sobre las instituciones turcas. Todos los expertos ven en esta táctica un modo de imponer su poder omnímodo en el país ubicado en Asia Menor.

“Se ve que yo tenía razón. Mirad: todos los líderes de los países miembros de la UE se fueron como corderitos a Italia, al Vaticano, para sentarse y escuchar al Papa”

“¿Entendéis ahora por qué la UE no acoge a Turquía desde hace 54 años? ¿Lo entendéis? Lo voy a decir muy franco y muy claro: es una alianza de cruzados”

“El 16 de abril será un día para evaluar a la vez esa decisión. Porque nos llevan mintiendo sin parar desde hace 14 años, y nos siguen mintiendo ahora mismo”

“La nación turca, si Allah quiere, le dará a los líderes occidentales la mayor lección”

El discurso de Erdogan es muy claro. Hay que tratar a la Iglesia Católica, al Papado y a los líderes occidentales como si formaran parte de un mismo organismo internacional con objetivos similares. Los turcos deberían saber que la realidad no se corresponde con las palabras de su dirigente, ya que la mayoría de los gobiernos occidentales se oponen diametralmente a la doctrina y a la moral católica. Europa ha renunciado a sus raíces cristianas en pos de ideologías materialistas y economicistas que conciben a la persona como un individuo sin protección, sin derechos naturales y sin trascendencia. Las palabras del dignatario turco provocan a los nacionalistas turcos para que odien a los católicos compatriotas.

¿Cómo puede identificar al Papa Francisco con el llamado Nuevo Orden Mundial? Erdogan tiene su propio discurso ultranacionalista e islamista: los europeos son los culpables de nuestros problemas nacionales y tenemos que concebirlos como enemigos de nuestra patria. Es la exaltación tradicional de las creencias musulmanas, muy dadas a odiar al enemigo cultural y religioso. Por tanto, también Erdogan considera a la Iglesia Católica como enemiga de Turquía. Incluso aunque la misma Iglesia no piense lo mismo que el Presidente Turco. En realidad, la Iglesia Católica es universal y pertenece tanto a los católicos turcos como a los católicos europeos. Incluso más a los católicos turcos, porque en el mundo musulmán sufren persecución por su fidelidad al Evangelio. Es una falta de respeto intolerable que el Jefe del Estado de la República de Turquía insulte a los cristianos de su país por motivo de sus creencias. 

Las tiranías políticas más importantes se han sustentado en la democracia y en sus discursos altisonantes que rebajan el nivel de la discusión política. Es la mejor manera de manipular a la población y desviarla de los problemas importantes. Un pueblo que se deja llevar por este discurso emocional está condenado a la esclavitud y a la ignorancia.

Puntúa esta entrada

Un comentario en “Erdogan acusa al Papa Francisco de promover en Europa una cruzada contra Turquía

  1. monsterid

    Porfirio Gorriti

    Las manifestaciones del presidente turco son tan inmorales y astutas como la “peregrinación” de los líderes occidentales al Vaticano. En cualquier caso, la reciente foto del Sucesor de Pedro flanqueado por el conjunto de los presidentes europeos pertenece ya a la historia contemporánea. Pocos han reparado que una imagen de Cristo preside la famosa foto en su plano superior. En los días de hoy, mientras no cesa el martirio de cristianos fuera de Europa, debemos recordar que los designios de Dios son inescrutables.

Deja tu comentario