Ir al contenido

Pablo Iglesias e Irene Montero arremeten contra los católicos

Podemos lucha para eliminar la misa de domingo a las 12 de la mañana en La 2 de TVE. Este partido ha presentado una proposición no de ley en la que pide que se suprima de la parrilla televisiva pública la emisión de la Eucaristía por ser un contenido religioso. Pablo Iglesias, Irene Montero y otros políticos de la formación morada han acusado a la Iglesia Católica de inmiscuirse en los servicios públicos. Frente a este ataque laicista, se ha triplicado la audiencia de la misa televisada por la cadena pública. Javier Valiente, salesiano y subdirector del programa “El Día del Señor” en La 2, se ha mostrado sorprendido por el dato de audiencia del programa de este domingo y ha pedido que “los católicos (…) hagamos valer un poco nuestros derechos y nuestra presencia dentro de la televisión pública (…) precisamente por ser de todos”

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha hecho una serie de declaraciones sobre este programa:

“No es el espacio más sensato para ritos religiosos”.

“La Iglesia católica tiene ya bastantes canales en los que podrían emitir misa o lo que quieran (ya que posee) un enorme poder”

“A mí me parece que las televisiones públicas tienen que estar para emitir contenidos culturales, contenidos que defiendan la diversidad y la educación sexual”.

“La televisión pública tiene que estar para defender los valores de la tolerancia, los derechos de las mujeres y de las personas a contraer matrimonio y amar sin pedir permiso a jerarquía eclesiástica”

Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, también ha declarado:

La televisión pública debe estar para ofrecer contenidos culturales que favorezcan la diversidad, pluralidad y la libre orientación sexual. En las misas que se retransmiten hemos podido ver cómo la jerarquía católica incita al odio al hablar de personas que quieren casarse con personas del mismo sexo o cuando habla de derechos de las mujeres como el del aborto, que califican como abominable. El respeto a los derechos humanos o la libre disposición de los cuerpos de las mujeres debe ser algo que fomente la televisión pública. Mas que misas debería haber más contenidos culturales”

Este debate ha llevado a que la Santa Misa haya obtenido una audiencia de 1.217.000 espectadores y un 21,3% de audiencia. Fue el programa con más cuota de audiencia de toda la jornada. 

Podemos no comprende que parte de la sociedad española es católica y tiene una opinión diferente a lo que su programa político enuncia. Tampoco entiende que todos debemos decir lo que pensamos y argumentarlo para poder construir una sociedad mejor desde la verdad y desde posiciones que se contrasten conjuntamente desde el respeto y desde la intención de llegar al bien común. Se hacen llamar democráticos y no lo son, porque tildan ciertas opiniones y ciertas creencias como ultraconservadoras en España. Creen tener el patrimonio de la verdad en su ideología y consideran intolerante cualquier argumentación razonada de otro signo al suyo. ¿Quiénes son hoy en España los enemigos de la libertad?

Puntúa esta entrada

Deja tu comentario