Ir al contenido

Alerta: petición de ayuda para Carlos Martínez, el director multado por criticar las leyes LGTB de la Comunidad de Madrid.

 


Si crees que puedes ayudarle por favor pincha el enlace. Yo ya lo he hecho! Pásalo!!

Quizás puedas ayudarme.

Hola,

Quiero expresarte en primer término mi más sincero agradecimiento por el apoyo que me has dispensado con tu firma. GRACIAS DE TODO CORAZÓN.

En segundo lugar quiero informarte sobre el estado en que se encuentra el expediente sancionador iniciado contra mí por el simple hecho de opinar sobre la ley de Ideología de Género de la Comunidad de Madrid.
Y por último deseo, pedir nuevamente tu apoyo. La situación es la siguiente:

1- A principios de curso, como sabes, envié una carta dirigida a las familias de mi colegio, el Juan Pablo II en Alcorcón, en la que alertaba sobre la ley aprobada durante el verano por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid. Como también sabes, criticar esa ley me ha supuesto una multa de 1000 €. Lamentablemente llevaba razón cuando decía: “se pretende imponer una ideología a fuerza de sanciones”.

2.- Ahora o pago 800 € (me reducen el 20% si claudico) o sigo adelante con el recurso.

3.- Con mucho esfuerzo, podría llegar a pagar los 800 € y quitarme ya el problema. Pero no quiero hacerlo y creo que tú estarás de acuerdo conmigo.

Tengo muchas razones pero estas son las tres principales:
porque creo que esta ley atenta contra la libertad de pensamiento
porque creo que esta ley atenta contra la libertad de expresión
porque creo que esta ley atenta contra la libertad de educación
Trata de imponer el pensamiento único en un tema tan importante como la propia sexualidad y la educación que uno quiere para sus hijos. Estos ya no son temas opinables. Si discrepas, te acusan de discriminación y te multan.

¿Tú que crees?, ¿debo pagar la multa o seguir adelante?

Muchísima gente me está animando a que siga adelante, a que haga frente a la pretensión que tiene esta Consejería de la Comunidad de Madrid, incluso judicialmente (sobre todo porque el Defensor del Pueblo no ha admitido a trámite las cuestiones de inconstitucionalidad de esta ley). Es lo que pretendo hacer, pero me faltan recursos para ello.

La Fundación Educatio Servanda, entidad titular del centro que dirijo, me está apoyando de forma ejemplar y con una gran coherencia y valentía: sin la defensa de la Fundación ya habría tenido que claudicar.

Ya lo he agradecido públicamente: este mismo sistema de comunicación desde el que te envío el mail no sería posible sin su ayuda.

Pero Educatio Servanda es una institución sin ánimo de lucro y no puede, ni debe, destinar sus recursos actuales a proveer los gastos derivados del pago de la sanción, así como de la asistencia jurídica de esta lucha.

Por todo esto, no sin cierto pudor, como te podrían decir todos los que me conocen, me atrevo a enviarte este mail para preguntarte, ¿tú también crees que merece la pena continuar?

Si crees que sí, te pido que consideres realizar un donativo a la Fundación.

Sin tu ayuda, Educatio Servanda no podrá continuar ayudándome y me será imposible dar la batalla.

Yo solo no puedo abordar los gastos, tendría que abonar la sanción para cerrar el tema. La Fundación ya me está ayudando demasiado y necesita recursos económicos para seguir haciéndolo.

Con la suma de pequeñas aportaciones, de 10€ o 15 € (o lo que cada uno pueda) de muchos de los que me habéis apoyado, se puede reunir la cantidad necesaria.

Y si estás convencido de que merece la pena, te ruego también que lo difundas entre tus contactos.

DONAR

 
En el fondo se trata de mucho más que recurrir esta sanción: se trata de luchar por nuestras libertades frente a una ley que creemos injusta.

Obviamente te iré informando con total transparencia de los pasos que vayamos dando.

Muchas gracias por leer este mensaje, por tu colaboración si te decides a ello. Te pido que reces por mí y por todos los damnificados por esta ley.

Deja tu comentario