Ir al contenido

Varios años de guerra en Siria por cuenta del ISIS y las potencias extranjeras

Hermana Annie Demerjian, en una visita a una familia siria

La Hermana Annie Demerjian, de la orden de las Hermanas de Jesús y María, habló con Ayuda a la Iglesia Necesitada en el marco de la Conferencia Regional de 2017 en Reino Unido. Fue el 28 de febrero y se atrevió a hablar de la difícil situación que la guerra civil siria está dejando en el país. Niños, familias y los cristianos por el hecho de serlo están siendo perseguidos continuamente por las fuerzas del ISIS, que pretenden establecer todavía su anhelado Califato Islámico.

“En Siria, ninguna casa ha salido indemne de la guerra. (…) En Alepo hay una gran carencia de electricidad, en ocasiones solo hay luz durante una o dos horas al día, y a veces, ni siquiera eso, por lo que tenemos que recurrir a las velas. Hay un problema con el combustible porque el Gobierno no es capaz de distribuirlo. (…) Vivimos en una ciudad sin agua, y a veces estamos durante un mes y medio sin ella”.

“Durante la Misa del martes de Cuaresma me di cuenta de que en Siria llevamos ya cinco años de cuaresma. Espero que un día llegue la resurrección de Siria, Iraq y Oriente Próximo”.

Hace algunos meses, abril de 2016, la religiosa describió el ánimo de los cristianos de la zona:

“Después de tantos años de guerra, no pueden más. Tienen la sensación de que todo vuelve a empezar, y esto les entristece y encoleriza. Un padre me pidió que rezara por sus hijos, para que vuelvan sanos y salvos a casa. No sé si es posible imaginarse el miedo que están pasando, y eso no solo desde ayer. Creo que en Alepo es donde más afectados estamos por la guerra de Siria. Y sencillamente no podemos entender por qué han de sufrir tanto personas inocentes”.

El arzobispo caldeo Antoine Audo ha reclamado la paz en Siria y ha sido embajador de los cristianos en todo el mundo

El islamismo radical y las luchas internas en el país han conducido a que los cristianos estén en una situación precaria. El arzobispo de Alepo, Antoine Audo, lo describió así:

“Antes de la guerra vivían en Alepo más de 150.000 cristianos de diferentes confesiones. (…) Hoy en día, dos tercios se han convertido en refugiados en el propio país o han huido al extranjero, por ejemplo a Líbano, pero también a Occidente”.

Los cristianos son asesinados por el mero hecho de serlo y se les somete a secuestros, tortura, decapitaciones… A las mujeres se les somete a esclavitud sexual y se les separa de sus familias. Las Iglesias son destruidas. Frente a esta realidad, Ayuda a la Iglesia Necesitada se enfrenta. Son una Fundación de la Santa Sede que quiere ayuda a la Iglesia Católica en su labor evangelizadora en todo el mundo, prioritariamente en las comunidades perseguidas.

La situación actual de la guerra de Siria

La intervención militar de EEUU y Rusia en Siria tiene que respetar al pueblo sirio y su libertad. No puede ser un acto imperialista.

La última noticia que ha llegado a oídos de la opinión pública es que Estados Unidos ha desplegado 400 marines en Raqa, bastión del Estado Islámico en Siria. Las fuerzas del país americano pretenden acelerar la caída del bastión de los terroristas y estarán “de manera temporal” en el territorio, según el coronel John Dorrian.

El grupo que ha realizado la invasión es la 11ª Unidad Expedionaria de Marines y cuentan con caños M777 Howitzer. Trabajan junto a la fuerza rebelde Unidades de Protección del Pueblo, del Kurdistán. Se encuentran a 8 kilómetros de la ciudad y han cortado las comunicaciones de la ciudad con otras plazas controladas por el ISIS.

A pesar de esta intervención tímida de los Estados Unidos, junto con algunas intervenciones de tipo aéreo, debería dar paso a un pacto efectivo con Rusia para acabar con la violencia en el país. Desde Rusia y desde EEUU se intenta imponer una diplomacia, un gobierno que favorezca los intereses patrios de cada uno. Se puede competir comercialmente, ¿pero también cuando nos jugamos la paz y la seguridad de tantas personas inocentes?. ¿Por qué EEUU y Rusia no se empeñan en terminar con este conflicto con tantos desastres humanitarios? Toni Cartalucci, analista geopolítico independiente, hizo esta consideración hace algo más de un año:

“Siria está lejos de ser un conflicto aislado. El interés de Estados Unidos en la división y la destrucción de Siria forma parte de una agenda mucho más amplia al servicio de sus aspiraciones, tanto en la región como a nivel mundial. La división y la destrucción de Siria se entiende como un punto de partida previo a la conquista de Irán (para los norteamericanos)

“El verdadero objetivo de Putin en Siria, casi de forma segura, no es luchar contra Estado Islámico. Su objetivo (el ruso) más plausible, como se refleja en los objetivos de los bombardeos iniciales de su ejército, es reforzar el régimen inestable del presidente Bashar al-Assad, atacando a los grupos insurgentes cercanos a los bastiones de Estado Islámico, incluso si estos grupos son relativamente moderados y no están afiliados ni con ISIS ni con al-Nusra, vinculada a al-Qaeda. Putin quiere proteger a su aliado, mantener el acceso de Rusia al puerto de Tartus y avergonzar a los Estados Unidos al tiempo que demuestra el alcance global de Rusia

Es una voz que no está siendo escuchada en los medios de comunicación del establishment mundial. Desde Ahora Información ni le damos crédito ni descrédito, pero tampoco silenciamos a nadie. Queremos recordar a las potencias mundiales que hay vidas humanas en juego. El gobierno que se establezca debe ser provisional y lo suficientemente fuerte para afrontar una época de paz en Siria. Después serán los propios sirios los que decidan que hacer con su propio país, sin interferencias internacionales de los grandes imperios.

Puntúa esta entrada

Deja tu comentario